14 de enero de 2018
14.01.2018
Energía

El recibo de la luz apunta a un fuerte descenso en enero

La factura se ha rebajado en casi un 10% en las dos primeras semanas del año respecto a diciembre

14.01.2018 | 12:08

El recibo de la luz apunta a un importante descenso en este mes de enero, después de haberse abaratado en las dos primeras semanas de 2018 casi un 10% con respecto al mismo periodo del pasado mes de diciembre, atemperado por la fuerte presencia del viento.

En concreto, la factura media para un consumidor doméstico ha ascendido en estas dos primeras semanas de enero a 31,1 euros, lo que supone un 9,7% menos que en los primeros 14 días de diciembre.

Con respecto a enero del año pasado, mes en el que el precio de la electricidad se disparó, aunque especialmente en su segunda quincena, este descenso en el recibo es todavía mayor, abaratándose más de 11%.

Este recibo de la luz corresponde a un consumidor medio similar al utilizado por el Ministerio de Energía en sus cálculos, con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (kWh), propia de una familia con dos hijos.

De esta manera, la factura de la luz apunta a que arrancará 2018 dando un momentáneo ligero respiro a los consumidores, después de que cerrara 2017 con un encarecimiento de en torno al 10%, casi 80 euros más.

El 'pool', casi un 30% por debajo del año pasado


El precio de la luz en el mercado mayorista, el conocido como 'pool', ha marcado en estas dos primeras semanas de enero una media de 46,4 euros por megavatio hora (MWh), casi un 20% inferior a lo que cerró el pasado mes de diciembre (57,94 euros por MWh) y casi un 30% por debajo de lo registrado en las primeras dos semanas del mismo mes de 2017.

Enero del año pasado estuvo marcado por los picos en el precio de la electricidad, después de que la ola de frío en la segunda quincena del mes llevara a marcar, uno tras otro, los registros más elevados desde diciembre de 2013, registrando en algunos momentos puntas que superaban la cota los 100 euros por MWh.

El 'pool' funciona de forma marginalista, de modo que las tecnologías entran por orden de coste y la última de ellas en participar, la más cara, marca el precio para el conjunto. Los precios horarios se aplican a los consumidores domésticos que dispongan de contadores 'inteligentes' y tarificación por horas, entre los que figuran los usuarios que tienen contratado el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) y disponen de estos dispositivos.

Este precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final, mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante, al IVA y al Impuesto de Electricidad.

El Gobierno ha congelado para 2018 los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados. Por su parte, los precios diarios del mercado mayorista se fijan con un día de antelación, alrededor del mediodía.

Mayor aportación de la eólica


Este cambio de tendencia en el 'pool' se produjo a partir de la última semana de 2017, cuando se disparó la producción eólica, duplicándose con respecto a noviembre, debido al paso de varios frentes, lo que ha llevado a caer la dependencia en el 'mix' de generación del gas.

El último mes de 2017 fue el segundo mes de diciembre con más generación eólica de la historia, sólo superado por diciembre de 2012 y duplicando su generación eléctrica con respecto al mismo mes de 2016.

De hecho, la patronal eólica (AEE) estima que la aportación de la eólica durante el pasado mes de diciembre, en el que fue la primera tecnología en generación cubriendo el 24,3% de la demanda en España, permitió un ahorro a los consumidores de más de 400 millones de euros, abaratando el precio medio del mercado eléctrico hasta 20 euros por megavatio hora (MWh), por lo que su incremento en la generación supuso un ahorro de un 30-35% respecto a una situación climatológica similar a la del año pasado.

Este protagonismo del viento en la generación, que en algunos momentos de la última semana ha cubierto casi la mitad de la demanda de electricidad, como el pasado 27 de diciembre cuando se registró un récord de producción eólica con una cobertura del 47%, se ha mantenido en el arranque de 2018.

Sin ir más lejos, el precio de la electricidad arrancó el año marcando el pasado 1 de enero su nivel más bajo desde mayo de 2016, con una media para ese día de 7,64 euros por megavatio hora (MWh).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine