12 de enero de 2018
12.01.2018
La construcción naval en Vigo

Barreras anuncia un ferri y espera firmar los dos cruceros restantes con Ritz este año

El barco entrará en vigor este mes y sería para la naviera Armas -El astillero pone la quilla al primer buque de "ultralujo" -La cadena hotelera elogia al astillero: "Fue una gran decisión"

12.01.2018 | 04:55
La quilla del crucero de "ultralujo" para Ritz, la mayor jamás colocada por Barreas. // FOTOS: José Lores

El astillero vigués Hijos de J. Barreras colocó ayer la quilla del primer buque ultrapremium del mundo, para la cadena hotelera estadounidense The Ritz-Carlton. En el acto el presidente de la factoría, José García Costas, explicó que antes de final de año esperan firmar los dos cruceros restantes que incluye el contrato, gemelos al primero, además de anunciar la entrada en vigor antes de que finalice este mes de un ferri. Y todo apunta a que el futuro dueño de este nuevo encargo será la naviera canaria Armas, cliente histórico de la firma viguesa. Se trata de un barco por el que Barreras pujó fuertemente y que se convertirá en uno de los más grandes que ha hecho el astillero gracias a sus más de 180 metros de eslora.

Tal y como avanzó FARO el pasado mes de septiembre, Barreras había entrado en la pelea por un ferri que Armas encargó a Armón Gijón en 2016. Desde entonces su construcción no había comenzado, manteniéndose en stand by por la irrupción de Barreras, como indicó la semana pasada el propio director general de Astilleros Armón, Juan Manuel Paíno.

Según García Costas, el contrato para este buque de pasajeros debería haber entrado en vigor antes de Navidades en la factoría viguesa, pero no fue posible "por circunstancias ajenas al astillero". Ahora este mes será clave para dar el pistoletazo de salida a un buque que se convertirá en el noveno que Barreras hace para la naviera del archipiélago y que, según las informaciones publicadas en 2016, tendrá capacidad para 1.800 pasajeros e incluirá una opción de compra sobre otras dos unidades.

"Un hito"

García Costas realizó el anuncio tras la ceremonia de puesta de quilla del crucero de lujo para The Ritz-Carlton, un "hito" para el astillero al ser la más grande jamás colocada con sus 19 metros de ancho, 15 de largo y 118 toneladas de peso. "Es ahora cuando el trabajo que se vino realizando se hace visible; muchos viandantes pasarán por aquí para ver su evolución", explicó el presidente de la factoría durante la inauguración de un acto en el que estuvo rodeado de los principales responsables del proyecto.

El primero en intervenir fue Fredrik Johansson, dueño de la firma Tillberg Design y responsable del diseño del buque, que contó que presentaron el proyecto a la cadena Marriott "hace cinco años" y que resaltó que "muchos" van a seguir su ejemplo. "Llevamos años de ventaja y van a tener que seguirnos. Este es el primero en su especie", concretó.

Timothy Grisius, director global de Bienes Raíces de Marriott International, apuntó por su parte que la de ayer era la tercera vez que viene a Vigo y que espera volver para la botadura, programada para otoño (previsiblemente en septiembre). Sobre la elección de Barreras para la construcción del buque, indicó que lo hicieron "por su gran historia". "Ahora estamos seguros de que fue una gran decisión", explicó.

"El mercado espera ansioso este buque", comentó por su parte Douglas Prothero, director general de The Ritz-Carlton Yacht Collection, que alabó el trabajo realizado hasta la fecha por el astillero y la gran acogida que tuvo el proyecto, "con 3.000 millones de impresiones desde junio" gracias a los medios.

Precisamente fue Prothero quien anunció que la puesta de quilla contaría con un elemento especial: A modo conmemorativo, se eligieron nueve monedas acuñadas en el año de nacimiento de cada uno de los principales responsables del proyecto. Tras pulsar un botón situado en la carpa que protegía el evento de la lluvia, la pieza fue colocada paulatinamente por dos grúas. El brindis oficial tuvo lugar en plena grada justo después de la colocación de las monedas y de la placa que selló el hito.

García Costas explicó que el astillero ya avanzó en varios bloques de este buque -que ayer mismo comenzaron a adosar a la quilla instalada- de 190 metros de eslora y 23,8 de manga. De la misma forma, confirmó que el precio del crucero se sitúa en 245 millones de euros, lo que convierte el barco en el más costoso del segmento civil realizado en España.

El crucero, la construcción número 1075 para el astillero, tendrá capacidad para 544 personas (289 pasajeros) y alcanzará una velocidad punta de 17,8 nudos. La entrega está prevista para el cuarto trimestre de 2019. Los siguientes están programados para 2021 y 2022.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine