13 de septiembre de 2017
13.09.2017

Popular se anota pérdidas récord de 12.000 millones hasta junio por las provisiones del "ladrillo"

Hoy se abre el plazo para solicitar los bonos que compensarán a los minoristas que acudiesen a la última ampliación de capital

13.09.2017 | 01:54
Rodrigo Echenique. // E. Agudo

Las cifras presentadas ayer por la Asociación Española de Banca (AEB) corroboraron las cifras avanzadas por Banco Santander en su presentación de resultados del pasado mes de julio: Popular perdió 12.218 millones de euros en los seis primeros meses del año. La cifra multiplica casi por diez tanto el valor en Bolsa que tenía el banco antes de su resolución y compra por parte del Santander como los ingresos por intereses que obtuvo con su cartera de crédito en el periodo. Se trata de la mayor pérdida semestral de la historia del banco que en 2012 tomó el control del Pastor. Lo abultado de las cifras no responde tanto a la evolución del propio negocio como a las provisiones de 12.400 millones de euros realizadas por la entidad presidida por Ana Botín de los cuales 7.000 millones procedieron de la macroampliación de capital cerrada el pasado mes de julio.

El objetivo perseguido por el Santander con este movimiento era, por un lado, hacer frente al lastre en forma de ladrillo con el que cargaba Banco Popular -más de 30.000 millones de euros en activos inmobiliarios improductivos- y reforzar la solvencia del grupo. Mediante esta medida el banco realizó las provisiones necesarias para la venta del 51% del negocio inmobiliario del Popular al fondo Blackstone. Por otro, aparcar unos recursos con los que hacer frente a los costes de posibles litigios a los que se tendría que enfrentar en el futuro y que giraban sobre las reclamaciones de inversores por la ampliación de capital que llevó a cabo Banco Popular en mayo de 2016.

El último movimiento de la entidad cántabra en este sentido ha sido la oferta de los llamados bonos de fidelización, cuyo folleto fue registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y que, desde hoy hasta el próximo 7 de diciembre habilitará un periodo para el que aquellos inversores que acudieron a la última ampliación del Popular, entre mayo y junio del año pasado, y propietarios de las emisiones de deuda subordinada de julio y octubre de 2011, puedan recuperar parte de lo perdido.

Según detalla la entidad cántabra, para recibir estos bonos es necesario renunciar primero a la toma de acciones legales contra Banco Santander. Además, será necesario acreditar una relación comercial con el banco similar a la que se tenía en el momento en que se acudió a la ampliación o de compra de deuda subordinada. Una vez cumplidos estos pasos, la entidad pondrá a disposición de los afectados 9,81 millones de bonos, de 100 euros cada uno. Mediante ellos, los minoristas pueden recuperar el 100% de los 100.000 primeros euros invertidos. A partir de ahí se aplican reducciones que provocan que en el siguiente escalón, hasta los 500.000 euros, se perciba el 75%, de ahí al millón de euros, el 50%, mientras que de los siete dígitos en adelante no será posible percibir nada.

Fuga de depósitos

Además de la cuenta de resultados del primer semestre, la AEB también publicó el balance de situación de Popular. En él se refleja la huida de los clientes por la situación del banco, que provocó que en doce meses se esfumasen hasta 23.454 millones de euros, un 30,7% del total, hasta dejar la cifra al cierre del pasado mes de junio en los 52.921 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine