Marruecos aspira a producir un millón de coches en 2025 con dos nuevos fabricantes

Busca una cuarta firma que se sume a la automovilística china que también anhelan Galicia y Portugal -El país magrebí quiere introducirse entre los 15 mayores productores mundiales

17.08.2017 | 04:55
Así será la planta de PSA en Kénitra | La automovilística francesa Grupo PSA hizo pública una infografía del aspecto que tendrá la planta que construye en Kénitra, cerca de Rabat. Su presentación tuvo lugar el pasado mes de junio durante una visita a los terrenos donde se está llevando a cabo la construcción, en la que estaba el patrón de PSA, Carlos Tavares, y el ministro de Industria del país magrebí, Moulay Hafid Elalamy. La factoría tendrá el mismo tamaño que la situada en Vigo y atraerá a veinte proveedores, generando 4.500 empleos directos y 20.000 indirectos. Estará lista para 2019.

Marruecos aspira a producir un millón de vehículos al año en 2025, para lo que además de las plantas galas de Renault (en Tánger) y del Grupo PSA (en construcción en Kénitra) prevén la implantación de dos nuevos fabricantes. El primero de ellos será anunciado antes de final del próximo año y todo apunta a que se trata de la firma automovilística china que también anhelan tanto Galicia como Portugal, como publicó FARO. El segundo fabricante, tampoco desvelado por el momento, se implantaría entre 2023 y 2024 y se prevé que su anuncio tenga lugar en 2019. De esta forma el país magrebí busca colarse entre los 15 mayores productores de todo el mundo.

Cuando se anunció la decidida apuesta de Marruecos por hacerse con el fabricante chino -como indicaron fuentes del sector del motor vigués consultadas por este periódico- los medios del país del norte de África hablaban de conversaciones tanto con el consorcio alemán Volkswagen y la norteamericana Ford (ambas con plantas en España) como con la italoamericana FCA (Fiat Chrysler Automobiles). Ahora estos tres nombres vuelven a estar sobre la mesa tras las declaraciones de Khalid Qalam, uno de los consejeros de Invest in Morocco, de la Agencia Marroquí de Desarrollo de Inversiones.

Según recoge la publicación especializada Automotive News, compartida por el propio Qalam en sus redes sociales, el país tiene entre ceja y ceja convertirse en uno de los referentes mundiales de la automoción para 2025. Señalando que Marruecos podría colarse "incluso entre los 10 primeros fabricantes mundiales", Khalid Qalam alertó que para alcanzar ese millón de vehículos al año (en España la producción roza los tres millones) serán indispensable estas dos nuevas firmas automovilísticas.

De esta forma el rival de Galicia y de la región norte de Portugal por un nuevo fabricante pisa el acelerador para convertirse cuanto antes en el primer país de la órbita europea en captar un constructor de automóviles de capital chino. En su momento uno de los nombres que más sonaba era la del grupo Yang TZE, especialista en la producción de autobuses y coches de propulsión eléctrica.

La publicación Automotive News también hace hincapié en los principales atractivos que hacen de Marruecos un difícil competidor para la comunidad gallega. Entre ellos destaca principalmente los salarios medios, que se sitúan por debajo de los 400 euros, así como la tasa impositiva para las empresas que se asienten allí, que es del 0% durante los primeros cinco años.

Por otro lado el propio Qalam señaló los puntos que debe fortalecer el país si quiere competir contra los gigantes del sector. Principalmente se centró en los proveedores implantados en el país, ya que en este momento el 40% de las piezas utilizadas son de fabricación local y el objetivo es llegar al 60% para 2020. En este sentido cabe mencionar que ya hay un fabricante chino asentado en el país. Se trata de Nanjing Xiezhong, que con su fábrica en Kénitra suministrará sistemas de refrigeración y climatización para el Grupo PSA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine