Lavoro abrirá delegación en Galicia para potenciar su expansión en el mercado español

El fabricante luso de calzado de seguridad quiere duplicar sus ventas en cinco años ►Abandona su proyecto de abrir una planta en Verín o Salvaterra

19.07.2017 | 13:00
Sistema de tecnología 3D asociada al calzado de Lavoro.

El grupo portugués ICC-Lavoro, especializado en el diseño y fabricación de calzado de seguridad, ultima la apertura de una delegación en Galicia que servirá de plataforma para su expansión en el mercado español, según indicaron a FARO fuentes del consorcio fundado por Teófilo Leite. La decisión se enmarca en el plan de crecimiento de la compañía hasta 2020, con el que pretende duplicar su facturación en ese periodo, hasta alcanzar los 20 millones de euros. Lavoro sondeó el año pasado terrenos en el sur de Galicia para construir una nueva planta de calzado, inversión que ha quedado suspendida, aunque el grupo no descarta llegar a alianzas con empresas gallegas o a tomar alguna participación.

Con sede en Guimaraes y una filial en Düsseldorf (Alemania), Lavoro ha establecido como mercados estratégicos de crecimiento el alemán y el español. En este último, Galicia, por su proximidad y afinidad, jugará un papel fundamental con la apertura de una delegación propia en la región con personal gallego. La compañía lusa, que el año pasado celebró su trigésimo aniversario, es el mayor fabricante del país de calzado de seguridad y exporta a más de 50 países en todo el mundo. Entre sus clientes se encuentran grandes firmas como Coca-Cola, Ryanair, Mercedes-Benz o McLaren, entre otras.

La firma ha participado recientemente en el Salón Internacional de la Seguridad (SICUR) de Madrid y en la feria Securimax de Bilbao, donde ha presentado sus soluciones tecnológicas a sectores como el forestal, electrónica, transporte, hospitalario, construcción, fuerzas armadas, minería, bomberos, etc., así como sus avances en materia de innovación, como el uso de la tecnología 3D para adaptar el calzado al pie del cliente. En I+D, Lavoro mantiene numerosas colaboraciones con centros tecnológicos y universidades portuguesas y extranjeras.

La compañía estudió el año pasado la posibilidad de implantarse en las zonas de Verín o Salvaterra con una nueva fábrica, pero finalmente ese proyecto ha quedado en suspenso. Lavoro preveía una inversión de 10 millones de euros y la creación de unos 100 empleos. El grupo ICC (Indústrias e Comércio de Calçado) cuenta con medio millar de trabajadores entre Portugal e India y gestiona cuatro marcas comerciales: Lavoro, No Risk, Portcal y Go Safe, así como una empresa de distribución en Alemania. La facturación prevista para este año ronda los 15 millones de euros, con una producción diaria de 3.000 pares de zapatos de seguridad (su objetivo es pasar de los 3.000 pares diarios a 5.000).

A mayores, para adecuar su oferta a los desafíos del mercado, ICC creó el SPO-DOS, el único Foot Science Center del sector en Portugal, que tiene como objetivo el desarrollo y el asesoramiento técnico del calzado profesional más adecuado a cada tipología de ambiente de trabajo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine