Enor aprovecha el "boom" de los cruceros con pedidos de ascensores para seis años

La empresa viguesa entrega los primeros equipos del contrato de Meyer: 333 elevadores y 48 escaleras mecánicas para 7 cruceros - Tiene en cartera 400 ascensores para barcos

19.07.2017 | 09:29

El boom de los cruceros ha relanzado la actividad del fabricante vigués de ascensores Enor, integrado desde 2013 en el gigante mundial de los sistemas de elevación Otis. La fábrica de Valadares tiene en la actualidad una cartera de pedidos de 400 ascensores para el sector naval, la mayoría de grandes cruceros, lo que asegura entregas para los próximos seis años, según indicó ayer el director de la compañía, Manu Gutiérrez, en el transcurso de una visita a las instalaciones viguesas del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y del conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde. De esos 400 elevadores, 333 corresponden al contrato de siete cruceros para el constructor naval alemán Meyer Werft, para el que Enor también suministrará 48 escaleras mecánicas en un macropedido que supera los 40 millones de euros.

Enor firmó el primer contrato con Meyer hace algo más de un año (ver edición del 8 de junio de 2016), de 160 ascensores y 16 escaleras mecánicas para cuatro cruceros, y desde entonces ha ido ampliando el contenido del acuerdo con el grupo naval germano (con factorías en Alemania y Finlandia) hasta los siete buques (333 elevadores de pasaje y servicio y 48 escaleras). Su internacionalización en el segmento naval comenzó hace unos diez años, organizando visitas a diversos astilleros de Europa. Este trabajo cristalizó en 2008 con los primeros contratos en factorías de otros países como Francia y Portugal. Después se firmaron distintos pedidos con astilleros australianos y más recientemente, con Dinamarca, China, Brasil y Croacia.

En la actualidad, Enor (Otis Marine) está trabajando en colaboración con firmas del grupo UTC, como Marioff y Carrier, en la construcción de varios cruceros, uno de los mercados más interesantes cada barco puede tener instalados entre 25 y 50 ascensores y con mayor carga de trabajo del sector. Según explicó el propio Feijóo al término de la visita a la planta viguesa, un ascensor naval equivale en trabajo a diez convencionales, lo que da una idea de la importancia de estos nuevos pedidos. Entre los clientes de Enor también también estará el astillero vigués Barreras con el proyecto del crucero de ultralujo de Ritz-Carlton, como ya recogió este periódico.

La firma viguesa, que el año pasado registró una facturación de 70 millones de euros y emplea a más de 410 personas (entre España y Portugal), entrega este verano los primeros equipos para Meyer (cada crucero lleva unos 34 ascensores para pasaje y servicio). Fue la experiencia de Enor en el segmento naval y también en los ascensores especiales (como los proyectos recogidos en la columna de la derecha) la que impulsó a Zardoya Otis (la filial española de Otis) a comprar la compañía viguesa en 2013, operación avanzada en exclusiva por FARO. La venta por parte de los antiguos socios de la cooperativa se había aprobado en julio de 2012, pero el cambio de propietario no se cerró hasta febrero del año siguiente, tras lograr el plácet de Competencia y realizar Zardoya Otis una ampliación de capital de unos 155 millones de euros.

Por otra parte, Feijóo anunció que la Xunta aprobará "próximamente" una nueva línea de préstamos, que ascenderá a 33 millones de euros y permitirá movilizar 60, destinada a apoyar el emprendimiento, la innovación y el desarrollo tecnológico de las pymes y micropymes. Se trata de los Instrumentos Financieros Innovadores (IFI) que, con fondos europeos, permitirán financiar más de 100 proyectos relacionados con la industria 4.0.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine