Irán y la marca Peugeot sostienen las ventas de PSA en el primer semestre

El grupo francés aumentó sus entregas un 2,3%, hasta 1,57 millones de coches - Las de Citroën caen un 12% y las de DS se despeñan un 46%

14.07.2017 | 02:24

El retorno al mercado iraní y la ofensiva de producto de la marca Peugeot han sostenido las ventas de la multinacional francesa Grupo PSA en el primer semestre del año. El consorcio que preside Carlos Tavares alcanzó unas entregas de 1,57 millones de unidades, lo que supone una subida del 2,3% respecto al mismo periodo del año anterior, pero sufrió severas caídas en sus marcas Citroën (de la que España acapara un tercio de la producción mundial) y DS y en mercados estratégicos como el chino.

La empresa explicó que este incremento comercial del 2,3% está en línea con la ofensiva de producto que está llevando a cabo en el marco del plan estratégico Push to Pass, a través del que lanzará 31 novedades de las 121 previstas en este programa antes de finales de año. PSA indicó que esta ofensiva de lanzamiento de modelos continuará durante la segunda parte del año actual, cuando la corporación lanzará los nuevos Peugeot 308, Citroën C3 Aircross y DS 7 Crossback.

Por marcas, Peugeot comercializó 1,02 millones de vehículos en todo el mundo hasta junio, con una subida del 15,03% con respecto a un año antes. Citroën, por su parte, alcanzó un volumen de 526.761 unidades, que se traduce en una disminución del 12,3% respecto al primer semestre de 2016, y la marca premium DS sufrió un desplome del 46,31%, con 27.866 unidades.

Por regiones, PSA recortó un 48,6% sus entregas en China y el Sudeste asiático en lo que va de año, hasta 152.380 unidades, aunque las aumentó un 26,35% en Eurasia, con 6.511 unidades. En Europa matriculó 1,03 millones de unidades, un 1,8% menos. En India y Pacífico, las ventas del consorcio aumentaron un 1,9%, con 10.665 unidades, y un 8,5% en Latinoamérica, hasta 96.357 unidades. En la región de Oriente Medio (Irán, etc. ) y África, la empresa que pilota Tavares entregó 277.931 unidades, un 217,9% más.

Por otra parte, un Citroën C4 Picasso autónomo ha pasado por el peaje de Saint-Arnoult-en-Yvelines, el más grande de Europa, sin ninguna intervención del conductor gracias a la comunicación específica entre el coche y la infraestructura. Esta prueba, superada con éxito en condiciones reales de tráfico, supone un avance esencial en el desarrollo del vehículo autónomo hacia el nivel 4 ( mind off, sin supervisión del conductor). Constituye, además, la conclusión de un programa de desarrollo iniciado en 2016 con la colaboración del Grupo PSA, constructor de automóviles a la vanguardia de las nuevas tecnologías, y VINCI Autoroutes, el primer operador de infraestructuras viales en Europa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine