La planta de rodaballo de Mira, en manos de un fondo "buitre"

Oxy Capital, con participación lusa e italiana, controla el centro de rodaballo creado por Pescanova tras comprar la parte de la banca

12.07.2017 | 01:21
José Sócrates (2i), con el expresidente de Pescanova (i.), en la inauguración de la planta, en 2009. // Efe

La mayor planta de rodaballo de Europa ha acabado de manos de un fondo buitre. El centro de Mira, inaugurado en 2009 por Pescanova en este municipio costero luso tras una millonaria inversión y llamado a convertirse en un referente acuícola internacional, pertenece ahora al fondo de capital riesgo Oxy Capital, con participación portuguesa e italiana, y que ya es dueño de otros activos en Portugal como los astilleros de Peniche (Estaleiros Navais de Peniche) o el casino de Tròia. Oxy Capital, a través de la sociedad Ondas e Versos LDA (con sede en Lisboa), adquirió la participación de tres los cuatro bancos acreedores de Acuinova-Mira: Millennium BCP, Caixa Geral de Depósitos y Novo Banco.

Según informó el Instituto de Financiamento da Agricultura e Pescas al diario Público, Oxy Capital es un fondo de capital riesgo especializado en la recuperación de empresas, con raíces en Portugal e Italia. Además de los astilleros de Peniche y el casino de Tròia, este fondo también financió la compra de la empresa lusa de componentes de automoción Sunviauto este año.

Con la venta de su participación, la banca acreedora de Acuinova-Mira, con la excepción del BPI, optó por la vía extrajudicial frente al Proceso Especial de Revitalización de Empresas (PER) planteado por Nueva Pescanova para asegurar la actividad de la planta de rodaballo y de sus 127 trabajadores. La operación representa un punto y final para la pesquera viguesa en la mayor planta de rodaballo de Europa, que ocupa cerca de un millón de metros cuadrados. Nueva Pescanova confiaba en alcanzar un acuerdo de refinanciación con sus acreedores para reducir la carga financiera y reconducir el proyecto. A cambio, el grupo contribuiría con la condonación de su deuda y la pérdida del capital fundacional de Acuinova-Mira.

Pese a la pérdida del centro de Mira, el consorcio gallego, a través de su filial Insuiña, mantiene dos plantas de rodaballo: una en Mougás, de Hatchery y cultivo de rodaballo, y otra en Xove, en la costa lucense, de crianza y producción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine