Santander analiza ya la venta del "ladrillo" de Popular, con 1.200 inmuebles en Galicia

Encarga a Morgan Stanley un estudio para determinar cómo deshacerse de los activos -Los promotores temen la paralización de los proyectos nuevos

30.06.2017 | 02:13
Ana Botín. // Juan Medina

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, restó importancia al problema del ladrillo de Banco Popular cuando adquirió la entidad por un euro el 7 de junio. Se mostró confiada en deshacerse de la mitad de los inmuebles en 18 meses y en maximizar su valor gracias a la recuperación de los precios en el sector y el alza en la concesión de hipotecas. Ahora el banco cántabro ha encargado a Morgan Stanley un plan para canalizar la enorme desinversión de activos inmobiliarios, que solo en Galicia está compuesta por una cartera de 1.200 propiedades, en su mayor parte pisos, locales comerciales y plazas de garaje.

Según ha avanzado Vozpópuli el encargo es para determinar la mejor estrategia: el traspaso de los activos a un banco malo (la idea primigenia de Ángel Ron y su Proyecto Sunrise), a Testa y Metrovacesa (fusionada con Merlin, la mayor socimi de España) o la venta en grandes paquetes a fondos buitre. Incluso un periodo de impass en espera de una mayor recuperación de los precios, idea en la que no confían los expertos del sector en Galicia. "No tiene prisa porque estarán completamente provisionados, no como en el caso de Banco Popular, pero no es la estrategia habitual de Santander".

El delegado de Gesvalt en Galicia, Diego Esquer, cree que las promociones privadas en marcha podrían tener que demorar las ventas porque "no van a poder competir con precios tan bajos". El sector anticipa descuentos de entre el 30 y el 40% en el precio para facilitar al máximo el objetivo de los 18 meses de Ana Botín. "Además -continúa Esquer- dará facilidades con los préstamos, así que será complicado". Y sobre todo en Galicia, donde la bolsa de activos es especialmente elevada por la huella de Banco Pastor, que financió numerosas promociones que nunca se terminaron. "Tanto si las vende sin acabar como si las termina antes, el precio será bajo en comparación con el mercado de promoción privada".

La mayor parte de las propiedades inmobiliarias de Popular que se venden a través del portal Aliseda están en Pontevedra, con 120 viviendas, 121 locales comerciales y 26 naves de uso industrial. Los activos de suelo son sobre todo de carácter rústico, más complicado de encontrar comprador y más exigente en cuanto a provisiones, y en Pontevedra hay un centenar de propiedades en venta. Ourense y Lugo son las provincias que menos activos tuvo que asumir el banco tras la crisis del ladrillo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine