Así se hizo el "CFL Hunter"

Un vídeo muestra el proceso de construcción del palangrero de Malvinas más respetuoso con los cetáceos

29.06.2017 | 13:35
El palangreso "CFL Hunter", antes de su entrega.

El astillero marinense del Grupo Nodosa (Nodosa Shipyard) ha colgado un vídeo en Youtube en el que se muestra el proceso de construcción del palangrero de Malvinas CFL Hunter, de 59,5 metros de eslora, entregado el pasado mes de febrero. El buque, de la armadora Consolidated Fisheries, incorporaba novedades como la proa semiinvertida -para facilitar la navegación y ahorrar combustible- y mecanismos para la reducción de ruidos para no interferir en la vida subacuática y evitar a la vez que los cetáceos identificasen la firma sonora del barco y acudiesen en el momento de la pesca.

Nodosa se ha convertido es uno de los astilleros de referencia para los armadores gallegos para renovar las flotas pesqueras de altura y gran altura. De hecho, la factoría de Marín tiene en cartera tres grandes arrastreros para Rampesca, Pereira y Pesca Baqueiro S.A. El astillero suma en la actualidad diez buques en cartera (la mayoría, pesqueros) en diferentes etapas de construcción, lo que permite emplear de media a 400 trabajadores.

El arrastrero de Pesca Baqueiro es el primero que se construye en Galicia para el caladero de NAFO en varios lustros. Nodosa ha diseñado en estrecha colaboración con la armadora un moderno pesquero de arrastre adaptado a las características de dicha pesquería cumpliendo con los requerimientos y necesidades de su propietario.

La entrega del barco está prevista para verano de 2019, según confirmaron fuentes del astillero, que pese a las recientes entregas de un palangrero de Malvinas para la armadora Consolidated Fisheries (el CFL Hunter) y un arrastrero de litoral para el Grupo Osprey (el Henk Senior, en pruebas de pesca), aún mantiene diez buques en cartera que garantizan una elevada actividad de construcción naval en las instalaciones marinenses, con una media de 400 trabajadores al día.

También en el segmento de la pesca, aunque para un armador extranjero, en este caso alemán, Nodosa inició hace unos meses el corte de chapa de los dos arrastreros de 35 metros de eslora de la modalidad twin rig (para la pesca con aparejos gemelos) firmados el pasado febrero. En mayo entregó los dos buques de recogida de residuos (tipo MARPOL) para el Puerto de Barcelona, de 27 y 18 metros de eslora, respectivamente, que también realizan servicios complementarios de suministro y aprovisionamiento, como avanzó este periódico. Otros buques en cartera son una pontona de dragado autónoma que hará las pruebas de mar este verano y el primer buque de recogida y procesado de mejillón, incluidos en sendos proyectos de innovación.

El grupo Nodosa, propiedad de las familias Novas y Dopico, distribuye su actividad entre sus filiales industrial y naval. En el negocio naval, el centro logístico de Bueu realiza todas las tareas de prefabricación de los buques, mientras que en Marín posee tras la integración de las antiguas instalaciones de Factoría Naval una concesión marítimo-terrestre de cerca de 40.000 metros cuadrados, siete gradas para diferentes esloras, y parte de una nave en el muelle de reparaciones del Puerto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine