13 de mayo de 2017
13.05.2017
HEMEROTECA (13/05/2017)

Popular deshoja su futuro (y del Pastor)

El grupo desmiente una "venta inmediata", pero la operación está sobre la mesa -La filial de Galicia, con ficha propia, se reforzó en los últimos meses al sumar 25 oficinas

07.06.2017 | 11:11
Emilio Saracho, presidente del Popular, en la junta del pasado mes de abril

Se mantiene el plan anunciado

  • El Popular niega que el encargo de una "venta inmediata", pero la operación está sobre la mesa, al igual que la ampliación de capital.

Pastor: 206 oficinas y 1.000 empleos

  • El futuro del Popular será también un nuevo capítulo para el Pastor, con ficha propia y una red muy potente.

A los trabajadores ayer les llegó de puertas para dentro el mismo mensaje de tranquilidad que el grupo Popular intentó lanzar públicamente a última hora del pasado miércoles con la comunicación oficial al supervisor de los mercados para desmentir "categóricamente" las informaciones que apuntaban a una venta inmediata por posibles problemas de liquidez. Que la entidad está un momento muy complicado no es ningún secreto. "Merece la pena luchar", aseguraba en su primera junta de accionistas el nuevo presidente, Emilio Saracho. Fue el 10 de abril, el punto y seguido a unos meses convulsos tras la salida de su antecesor, el gallego Ángel Ron; y del número dos, Pedro Larena, que estuvo en el cargo tan solo nueve meses. La decisión del nuevo equipo de revisar las cuentas por la falta de provisiones y la entrada en números rojos en el primer trimestre de este año aceleró la búsqueda de una solución definitiva para el futuro del sexto banco español por volumen de activos. O una complicada ampliación de capital o su integración en otra entidad, lo que el sector da por hecho y parece más probable. Lo que abre la puerta a otro cambio de rumbo en el Pastor.

"Hay inquietud y nerviosismo. Nos dicen que estemos calmados, pero con tanto bombardeo incesante de noticias, nunca buenas, cada día te planteas cómo va a acabar la jornada", relata Javier Castro, representante de UGT en la entidad. La última de esas bombas estalló el miércoles. El Confidencial desveló que el Popular había encargado a JP Morgan y Lazard la venta sin dilaciones y que la supuesta fuga masiva de depósitos jugaba en su contra. Una información de la que se hicieron eco otros medios digitales ya con fuentes propias. A las 21.08 horas de la noche, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) colgaba el comunicado firmado por Francisco Aparicio Valls, secretario del consejo de administración del Popular. La entidad descarta la existencia de "un riesgo de quiebra" ni una "necesidad inminente de fondos" por la pérdida de los ahorros de la clientela. Aunque lo más importante fue la negativa de un encargo de venta. O, mejor dicho, para una venta "urgente".

En el sector, sin embargo, se habla ya de que Bankia o Santander sean los mejor colocados para hacerse con las riendas, como publicó Expansión. El Confidencial fue un paso más allá y asegura que en una conversación con él, el presidente les confirma que el plazo para una posible operación corporativa es junio o, de lo contrario, habrá que intentar una ampliación de capital que tendría que luchar contra el bajo precio de las acciones.

"Sea lo que sea, nosotros estaremos ahí siempre anteponiendo, y más ahora, la garantía del empleo", asegura Javier Castro.

Popular es una de las principales entidades financieras de Galicia desde que en octubre de 2011 absorbió el Pastor. La cercanía de la marca llevó al grupo a recuperar luego su ficha bancaria propia, con la que sigue operando ahora con la mayoría de oficinas en la comunidad. De hecho, en los últimos meses del pasado año, la entidad reestructuró su red gallega para potenciar su filial, a la que traspasó el negocio, la clientela y la plantilla de 26 oficinas de Galicia que hasta ese momento llevaban la bandera del Popular.

En total, el Pastor cuenta en estos momentos con 206 sucursales -y 1.000 trabajadores, a la espera del traslado definitivo de los entre 150 y 200 de esas oficinas asumidas- y ya solo quedan seis de la filial. Un movimiento que no pasa desapercibido en el sector ante la posibilidad de que el Pastor, gracias a esa ficha propia, pueda tener un futuro diferente al de la venta conjunta con todo el grupo, en caso de que esa la hoja elegida en la margarita de posibilidades.

Desde el Gobierno, también ayer mandaron un mensaje de calma a la clientela. De "total tranquilidad", según la secretaria de Estado de Economía, porque el "creíble" sistema financiero español no se ve afectado por "el contexto" Popular. "Se trata de una entidad privada que ha tenido hace poco tiempo un cambio en la presidencia, ha celebrado una Junta General de Accionistas tras conformar equipo y pone en marcha un proyecto de futuro que puede ir desde una ampliación a una operación financiera", aseguró la viguesa Irene Garrido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine