04 de mayo de 2017
04.05.2017

Seis de cada diez becarios españoles no perciben remuneración por sus prácticas

En países como Dinamarca o Bélgica este porcentaje oscila entre el 65 y el 80% -Rosell asegura que "todo se puede regular" para evitar los abusos

04.05.2017 | 01:48

Más de la mitad de los alumnos en prácticas en España no percibe ningún salario, una realidad que se repite en la mayoría de los países de la UE. En concreto, y según el informe La experiencia de los becarios editado por la Comisión Europea, el 58% de los becarios españoles realiza prácticas sin remuneración, porcentaje que se eleva hasta el 59% para el conjunto de los Veintisiete. Esta ratio es superior en otros países como Bélgica (80%), Reino Unido (69), Dinamarca (65) o Alemania (60%). Los países donde más se paga un salario a los alumnos en prácticas son Eslovenia, Polonia, Austria y Lituania.

Según un estudio de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) en España hay unos 70.000 becarios, de los que siete de cada diez aseguran realizar un trabajo equivalente al de los empleados con contrato. La UOC ha recordado estos datos tras la polémica de los últimos días por la presencia de numerosos becarios que trabajan sin cobrar en las cocinas de los grandes chefs a cambio de adquirir conocimientos y ampliar su currículum, alimentada por el chef Jordi Cruz, que defendió que es un privilegio aprender y trabajar, aún sin cobrar, con los grandes cocineros.

"Solo las ganas de adquirir experiencia y debutar en el mercado laboral compensan los handicaps de un colectivo difícil de cifrar, ya que muchos no están dados de alta en la Seguridad Social", expone Ana Gálvez, del máster de Empleo y Mercado de Trabajo de la universidad catalana. Según el estudio de la CE, para un 70 % de los becarios la remuneración de su beca no es suficiente para cubrir sus gastos básicos, aunque Aran cree que "el dinero no es un elemento decisivo para un joven que quiere poner en práctica sus conocimientos".

Otro estudio del Consejo de la Juventud de España, el 86,5 % asegura que la beca ha sido útil para encontrar empleo y el 87,9 % dice que durante el período de prácticas ha aprendido cosas útiles. Para Gálvez, "el gran riesgo actual es que las becas se conviertan en una de las formas de explotación del siglo XXI". "Hay que evitar ser un eterno becario", zanja.

La opinión de Rosell

Sobre esta cuestión el presidente de la CEOE, Juan Rosell, afirmó ayer que trabajar un tiempo con los que más saben, aunque sea sin cobrar, es una oportunidad de aprendizaje para los que empiezan, a los que ha animado a no dejar pasarlas. "Creo que es una gran oportunidad, no empecemos a atacar todo, de todas las maneras y desde todos los sitios, porque es una barbaridad", subrayó Rosell, quien, no obstante, apostilló que "todo se puede regular" para que estas circunstancias no conduzcan a abusos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine