30 de marzo de 2017
30.03.2017

Hijos de Rivera supera por primera vez los 400 millones en ventas y gana un 17% más

El grupo propietario de Estrella Galicia ganó 49 millones en 2016 - La cervecera prevé iniciar la ampliación de la planta coruñesa a finales de año y llegar a los mil empleados

30.03.2017 | 02:11
Presentación de resultados en una sala histórica | Los responsables de Hijos de Rivera presentaron los resultados de 2016 en una sala "reabierta décadas después" y de aires "setenteros" en la que la segunda y la tercera generación de la compañía -la actual es la cuarta- celebraban las juntas de accionistas y consejos de administración del grupo. Una estancia, situada en la torre de los silos de lúpulo, cebada y cereal, que también acogió la fiesta del 75 aniversario de la firma. En la imagen, Ignacio Rivera.

Corporación Hijos de Rivera cerró 2016 con unos resultados de récord al batir los máximos históricos encadenados en los últimos ejercicios pese a la crisis. El grupo propietario de Estrella Galicia facturó el año pasado 408 millones de euros, un 13% más que en 2015, y su beneficio neto repuntó un 17%, al pasar de los 42 millones del ejercicio precedente a los 49 millones obtenidos en 2016. El mismo consejero delegado de la compañía, Ignacio Rivera, aseguró ayer, durante la presentación de resultados de la firma, que el pasado año batieron "importantes récords" de producción, ventas, beneficios y plantilla.

En el caso de la cerveza, que aporta alrededor del 80% de la facturación del grupo, Hijos de Rivera sacó al mercado el pasado ejercicio 237 millones de litros, un 16% más que los 204 millones de litros de 2015. Un crecimiento que mantiene la línea ascendente de los últimos años -desde 2010 el repunte es del 123%, al pasar de 106 millones de litros a esos 237 millones- y que la empresa aspira a mantener en los próximos años. Para ello, es vital la ampliación de sus instalaciones de envasado en el polígono de coruñés de A Grela.

"Tenemos ya el nuevo edificio de cocimiento, que nos permitirá producir 400 millones de litros al año, pero necesitamos mayor capacidad de envasado, sino nos encontraremos con un cuello de botella", explicó Rivera. Con la finalidad de evitarlo, está en marcha el proceso de recalificación de los terrenos municipales anexos a la fábrica coruñesa, un proceso que la compañía espera que esté acabado a finales de año. "La Corporación de A Coruña aprobó la prerecalificación y ahora la Xunta debe dar un informe favorable (tiene tres meses para ello) y remitirlo al Concello para que lo apruebe definitivamente. Algo que esperamos que esté listo en junio", explicó el consejero delegado de Hijos de Rivera. "A continuación vendría el traspaso de la titularidad pública a privada, por lo que esperamos poder empezar las obras a finales de año", añadió el directivo de la firma gallega.

Para acometer esta ampliación, el grupo seguirá con su política de importantes inversiones, que el año pasado ascendieron a 55 millones y que suman 164 millones solo en los últimos tres años.

Los números de la producción de agua no se queda atrás de los de la cerveza: la compañía sacó al mercado 158 millones de litros de sus tres marcas (la gallega Cabreiroá, la asturiana Agua de Cuevas y la andaluza Fontarel), un 4% más que en 2015, y registra un crecimiento acumulado del 159% desde 2010.

La plantilla de Hijos de Rivera, por su parte, está compuesta por 809 empleados, un 6% más que en 2015, y la empresa aspira a alcanzar los 1.000 trabajadores este año.

Alza del consumo

Rivera explicó que el alza del consumo de cerveza en España, del 4%, ayudó a mejorar los datos de la firma, algo a lo que también contribuyó el aumento del turismo en España. Y la cerveza que más crece es la gama 1906, pero también Estrella Galicia y la de bodega.

El consejero delegado de Hijos de Rivera sostuvo que el reto de la compañía ahora es luchar en un mercado "en el que está muy de moda hablar de cervezas artesanales". "No todo es premium y hay que demostrarlo. Nosotros nos sentimos orgullosos de ser cerveceros craft (artesanos). De hecho, somos bicraft, grandes artesanos", sentenció Ignacio Rivera ante los medios. "Nos gusta ser pequeños y no queremos ser la cerveza más vendida, sino la más querida, esa a la que la gente tiene cariño", añadió.

Para ello, explicó, la compañía diseña distintas recetas de cerveza y tarda meses en hacerlas mientras que otras empresas elaboran "mosto" y le añaden "cosas", entre ellos aditivos, algo que Hijos de Rivera tiene vetado. "En fabricar 1906 tardamos un mes. En Japón, por ejemplo, hacen cerveza en cinco días. Esa cocción lenta hace la diferencia", sentenció Rivera

Y el directivo de la cervecera gallega, ya centenaria, deja claro que la familia seguirá al frente del grupo: "La empresa no está en venta. Llevamos 111 años en manos de una familia y estamos contentos de ser independientes y ser una empresa familiar". Poco después remachó: "La quinta generación ya viene por detrás picando piedra".

El ejecutivo de Hijos de Rivera confirmó además que la cervecería de Cuatro Caminos sigue como el establecimiento de España que más cerveza sirve, "medio millón de litros en 2016, unas 1,5 millones de cañas" y que el local ya casi es un reclamo turístico más de A Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine