Los dueños de Albo trasladan a la Xunta el interés de China por los productos agroalimentarios

La delegación china se interesó por el vino, la industria cárnica y los lácteos de "alta calidad" - Apuesta por abrir lazos de colaboración

25.10.2016 | 09:50
Representantes de la delegación china con Núñez Feijóo y el conselleiro Conde, ayer, en Santiago. // FdV

Una delegación de empresas chinas encabezada por el presidente de Shanghai Fisheries Holding, el consorcio societario que compró este año la conservera viguesa Albo, mantuvo ayer un encuentro con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, en el que los industriales chinos trasladaron a los responsables gallegos su interés por los productos agroalimentarios de la comunidad, en especial por las conservas, la industria cárnica y los lácteos, y por la posibilidad de introducirlos en su mercado a través de las compañías chinas que ya están invirtiendo en Galicia.

Qi Qing Tang indicó al término de la reunión con Feijóo y Conde en declaraciones a Efe que espera que la llegada de su empresa a Galicia sirva para "abrir lazos de colaboración lo más amplios posibles" y recalcó su interés por los productos agroalimentarios de "alta calidad", para los que ve opciones en el mercado emergente chino. Qi Qing apuntó que el propio Feijóo les ha presentado "magníficos productos gallegos" para que los conociera la delegación china. Según el patrón de Shanghai Fisheries Holding, ambas partes han discutido sobre la posibilidad de abrir el mercado chino a otros productos gallegos, sobre todo vinos y elaborados cárnicos y lácteos, que gozan de una gran demanda en el país.

Tranquilidad a la plantilla

Sobre el futuro de Conservas Albo, Qi Qing Tang volvió a transmitir un mensaje de tranquilidad a la plantilla (unas 300 personas entre las instalaciones de Vigo, Celeiro y Tapia de Casariego, en Asturias), al asegurar que Shanghai Fisheries Holding está "muy satisfecha" con los trabajadores de la firma viguesa y que estos están "con ilusión". "Están no solo contentos sino con más ilusión porque en el futuro Albo trabajará no solo para España sino para los mercados europeo y asiático", recordó el responsable chino, que insistió en que "todo el mundo tiene que estar tranquilo y feliz, y así nuestra unión puede durar años y años". Qi Qing también se refirió a los consumidores y clientes de Albo, a quienes emplazó a que sigan apostando por esta marca, "que no ha cambiado" y sigue siendo "calidad y referencia".

El consorcio chino prevé, con la ejecución de medidas financieras y comerciales, que Albo supere los 100 millones de facturación en 2019, un 19% más que a cierre de 2015 (86,6 millones) y otro 22,3% más que en 2014 (84,4), como avanzó este periódico. La subida en los gastos de explotación será más atenuada, del 14%, ya que el holding chino pretende actuar como una especie de proveedor directo para las plantas de Albo en España.

La compañía asiática reconoció el pasado verano que la compra de Albo -por unos 61 millones de euros- fue "estratégica" como "palanca" de entrada del grupo en el mercado de la Unión Europea, y coloca a la conservera Calvo como primer rival en España. Con la adquisición de la conservera los inversores chinos se hicieron también con la participación de Albo en Aucosa Eólica, Facore, Aquarium, Aucosa, Ciudad de la Pesca de Vigo SL y acciones del Santander valoradas en 35.445 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine