Las exportaciones gallegas a los países de la Unión Europea aumentan un 4%

Francia continúa como el país que más compra, destino de un 17% de las exportaciones que alcanza los 2.294 millones, seguido de Portugal con 1.444 e Italia con 1032

24.09.2016 | 02:08
Furgonetas listas en el Puerto de Vigo. // Ricardo Grobas

El comercio exterior ha sido un flotador para la economía gallega desde el inicio de la crisis, inflado sobre todo por los dos grandes pulmones económicos de la comunidad; Inditex, en A Coruña y Citroën, en Vigo. El naval, radicado en el sur, sufrió los efectos de la paralización de bonificaciones fiscales o tax lease pero ahora vuelve a reactivarse poco a poco. Son los tres grandes sectores en los que analistas e instituciones se fijan cada mes para medir el avance de las exportaciones.

El comercio exterior gallego está muy concentrado en los países de la UniónEuropea, que compran un 75% de las mercancías gallegas en el extranjero. En los siete primeros meses del año las ventas a ese mercado se incrementaron un 6%, hasta los 8.550 millones de euros.

Francia continúa como el país que más compra, destino de un 17% de las exportaciones gallegas (2.294 millones), pero la facturación este año acumula una caída del 27%. Le sigue Portugal, con 1.444 millones en mercancías (un 13% del total exportado) y un 78% más que en el mismo periodo del ejercicio pasado.

El tercer país que más compra a empresas gallegas es Italia, con 1.032 millones de euros, un 27% más que el año pasado. Reino Unido, por su parte, mantiene el pulso como cuarto destino, con 930 millones, y con un 79% de crecimiento, y Alemania ocupa el quinto, con 772 millones en mercancías compradas, un 52% más.

Como destaca el Informe sobre Comercio Exterior que el Instituto Galego de Estatística (IGE) hizo público ayer sobre el mes de julio, las exportaciones a Alemania, Francia y Reino Unido representan un 20% del total.

Pero no todo son éxitos, hay otros sectores que a veces repercuten en el ritmo ascendente o descendente de las ventas al extranjero. Uno de ellos está asociado a otro gigante coruñés, la refinería de Repsol, y es el de los aceites y combustibles, que entre enero y julio facturó al extranjero 394,3 millones de euros, un 30% menos que en el mismo ejercicio del año pasado. Y otro, el del aluminio, que exportó otros 291,6 millones, un 21% menos que en 2015.

El sector del combustible ha sido tradicionalmente el segundo en importancia de las exportaciones coruñesas por detrás del textil, pero el descenso del precio del petróleo ha lastrado los resultados obtenidos por el tráfico de crudo y sus derivados impulsado por la refinería coruñesa. El retroceso de las ventas convirtió a este sector en el que más resta, el que más tira a la baja de las exportaciones gallegas, con un impacto de 0,6 puntos porcentuales hasta julio, cuando la comunidad acumulaba una subida del 3,9%, más baja que en meses anteriores.

El efecto se advirtió de forma más clara el pasado mes de julio, cuando las ventas de Galicia al extranjero cayeron un 4,7%. Las de los combustibles lo hicieron un 39%, hasta los 68.865 millones de euros, pero su peso en la reducción general fue equivalente al 2,6%. El del automóvil fue de un 2%, pero en este caso, la industria aporta un 1,5% al crecimiento anual de las ventas.

El peso de las importaciones es en este sector mucho más importante; de hecho es lo que hace que España cierre siempre con déficit comercial, porque las importaciones de productos energéticos concentran al menos un 10% de las compras totales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine