El magnate, tras su segundo rascacielos en Madrid

Amancio Ortega lidera la puja por la Torre Cepsa de Madrid tras hacer una oferta de 490 millones

El vendedor, el fondo IPIC, recibió otras dos propuestas que rondan los 530 millones, pero valora más la presentada por el empresario gallego por su liquidez y seriedad

10.09.2016 | 02:07
Vista de la Torre Cepsa, en Madrid. // FdV

Pontegadea, el brazo inversor del empresario coruñés Amancio Ortega (fundador de Inditex), es el candidato mejor posicionado para comprar la Torre Cepsa de Madrid, según explicaron ayer fuentes conocedoras de las negociaciones, que apuntaron que el magnate español ofreció unos 490 millones de euros por el edificio.

La torre, diseñada por el arquitecto Norman Foster, es propiedad de Bankia que, a su vez, la compró en 2007 a Repsol por unos 815 millones de euros cuando aún estaba en construcción y poco antes del estallido de la crisis. En 2013, Bankia la alquiló a Cepsa, propiedad del fondo de Abu Dhabi IPIC, para que la petrolera estableciera en ella su sede central.

El contrato establecía un periodo de alquiler de ocho años prorrogables por otros siete, y que el inquilino pudiera ejercer en 2016 una opción de compra sobre el inmueble con el fin de asegurarse unos ingresos a futuro como parte de los requisitos que le exigían para recibir ayudas públicas. Según fuentes cercanas a las negociaciones, IPIC ya comunicó su intención de ejercer dicha opción a Bankia para posteriormente vender el edificio a un tercero, que tendrá que mantener las condiciones de arrendamiento en su día firmadas con la entidad financiera.

Entre las ofertas recibidas, la presentada por Pontegadea sería la preferida por IPIC a pesar de no ser la más elevada económicamente -hay otras dos que rondan los 530 millones-, según las mismas fuentes, que destacaron que, entre otras cuestiones, el fondo valora la liquidez del inversor y su seriedad a la hora de hacer su elección.

La torre que ocupa Cepsa, en su día conocida como Torre Foster, es uno de los mejores activos inmobiliarios de España y el hecho de que se la vaya a quedar un inversor español de la talla de Ortega muestra su apuesta por el país y es una señal de que es interesante invertir en él.

Pontegadea, el brazo inversor del empresario coruñés que esta semana se convirtió en el más rico del mundo, aglutina activos inmobiliarios cuyo valor en libros asciende a unos 6.000 millones de euros.

La compañía centra sus inversiones en inmuebles de oficinas con alta ocupación y locales comerciales y con el foco puesto en España, Estados Unidos y Reino Unido, junto a otros como Italia, Portugal, México o Corea del Sur.

La torre que ocupa Cepsa forma parte del denominado complejo Cuatro Torres, referente en el skyline de Madrid y cuenta con una superficie de más de 109.000 metros cuadrados de oficinas. Cepsa ocupa la práctica totalidad del inmueble, aunque subarrendó a Bankia cinco de las 34 plantas del edificio.

Pontegadea

La sociedad de inversión patrimonial del flamante hombre más rico del mundo, Amancio Ortega, aspira a hacerse con su segundo rascacielos en Madrid, tras adquirir a finales de 2011 la Torre Picasso a la constructora FCC por 400 millones de euros. Pontegadea ampliaría así su cartera de inmuebles en la capital española, donde cuenta con numerosos activos, muchos de ellos en una de las principales arterias de la ciudad, el paseo de la Castellana.

Las ofertas de Ortega a los vendedores, aunque sean inferiores en cuantía, cuentan con la ventaja de la liquidez y pulmón financiero de Pontegadea, que permite afrontar el pago de forma inmediata mientras que otros postores tienen que recurrir a mecanismos financieros que pueden complicar la operación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine