Coren presenta un proyecto pionero para recuperar residuos de granjas porcinas con plantas acuáticas

Los desechos sólidos se convertirán en fertilizantes y los líquidos servirán para riego

14.07.2016 | 02:01
El conselleiro de Economía y al conselleira de Medio Rural, con el equipo directivo de Coren. // Faro

El conselleiro de Economía, Francisco Conde y la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, destacaron ayer en Celanova (Ourense) la importancia del proyecto Valorpur, realizado de forma conjunta por Coren y el Centro Tecnolóxico da Carne. Es un proyecto que apuesta por convertir los residuos de las granjas de porcino en fertilizantes o biocombustibles y por usar plantas acuáticas que ayuden a transformar los purines para evitar la contaminación de los acuíferos.

Este proyecto pionero en Galicia se ha puesto en marcha en la Planta de Investigación y Tratamiento de Residuos Orgánicos, unas instalaciones anexas al Centro de Selección Genética de Coren, en Celanova. Cuenta con una inversión de 1.245.000 euros por parte del grupo Coren y con una aportación de 373.00 euros de la Xunta.

En una primera fase está previsto que se traten las 20.000 toneladas de residuos generadas anualmente en esta planta. Si la prueba piloto resulta un éxito la cooperativa se planteará adaptar este sistema al resto de sus granjas para minimizar el impacto ambiental de las 250.000 toneladas de excrementos anuales que se producen en las granjas porcinas de la cooperativa.

La Planta de Investigación y Tratamiento de Residuos Orgánicos del proyecto Valorpur apuesta por el uso de las técnicas de depuración biológica, mediante plantas acuáticas, para gestionar el purín generado en las granjas de la cooperativa.

Los residuos sólidos se emplearán para usos agrícolas como abono adaptado a distintos tipos de cultivo (maíz, patata o trigo, entre otros) o para ser usado como biomasa buscando las mejores características para su combustión.

Por otra parte, los residuos líquidos se depurarán con plantas macrófitas flotantes, con especies resistentes al alto nivel de nitrógeno de los purines. El objetivo final es el de depurar los residuos líquidos de forma que sirvan para el riego de 400 hectáreas de fincas agrícolas experimentales anexas.

Francisco Conde y Ángeles Vázquez han calificado el proyecto como "una oportunidad" para "impulsar la eficiencia energética y la sostenibilidad" de la industria cárnica gallega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine