Alvariño y Güell firman un acuerdo de cinco años por la sede del Círculo de Empresarios

La asociación empezará a pagar la deuda de 150.000 euros el año que viene -Los socios aprueban el pacto y las cuentas por unanimidad -"Demuestra la inteligencia de ambos"

01.07.2016 | 02:07
El presidente del Círculo, Juan Güell (izq.), y el secretario, Alberto Rocha, en la asamblea de ayer. // M. Canosa

El Club Financiero de Vigo SA podrá afrontar el pago de la deuda vencida y el Círculo de Empresarios continuará en la sede de García Barbón hasta, al menos, 2021. Es el acuerdo forzado de paz -pero paz, al fin y al cabo- que ayer suscribieron José Manuel Fernández Alvariño (presidente del Club, dueño del inmueble) y Juan Güell, máximo representante de la asociación. Un pacto que avanzó ayer FARO en exclusiva y que aporta un lustro de "tranquilidad" a ambas partes, como expusieron los dos empresarios a este periódico. El acuerdo se sustancia en tres pilares: una quita del 50% en la deuda que reclamaba la SA, la suscripción por parte del Círculo de un tramo completo para una nueva ampliación de capital y la rebaja de las cuotas de alquiler. "Ha habido inteligencia entre las partes, era importante llegar a una solución", destacó Alvariño; "Ahora hay que conseguir que la asociación llegue a lo más alto en representatividad", resumió Güell.

De los 300.000 euros que reclamaba el Club Financiero, recibirá finalmente 150.000 en cinco pagos consecutivos hasta 2021. Es una cantidad que "reconoce una deuda" por el alquiler de la sede por los años 2014, 2015 y 2016. En 2017 el Círculo Financiero pagará 84.000 euros por ocupar el inmueble, y otros 96.000 en 2018. A partir de 2019 el alquiler pasará a costar 150.000 euros al año, como había avanzado este periódico. Por último, la asociación empresarial garantiza la suscripción de "como mínimo" 250.000 euros de la nueva ampliación de capital que lanzará el Club Financiero. "Es suficiente y aporta un margen holgado porque la deuda vencida de la SA -de acuerdo a fuentes próximas al Círculo de Empresarios- es de 190.000 euros".

Fin al "espectáculo"

El acuerdo se firmó ayer a las 13:30 horas y fue ratificado por la asamblea general del Círculo, que se reunió en sesión ordinaria para validar también las cuentas y el presupuesto de 2016. "Empecé por el punto de la orden del día del acuerdo ante los socios para que entendieran mejor el presupuesto, que estaba sustanciado en el acuerdo", expuso Güell, que logró que los asistentes aprobaran todas las propuestas "por unanimidad". "Estábamos dando un espectáculo poco edificante. Somos empresarios". Para Alvariño el documento "es el mejor posible", y reconoce que ha pesado en su decisión el hecho de que su familia está vinculada al Club "desde hace veinte años". "No tengo duda de que van a cumplir".

De lo que no hay duda es que la paz se firmó a regañadientes por ambas partes. Por ejemplo, el dominio de Fernández Alvariño y Pedro Fernández (Promotora Ifer) en el accionariado de la Sociedad Anónima incomoda mucho a los demás socios de la asociación. Por este motivo la asamblea aprobó iniciar un proceso de sindicación de acciones para "compensar" la fuerza de los dos socios principales. Entre ambos suman un 30% del capital del Club Financiero, que se escindió del Círculo de Empresarios en 2013. Juan Güell pretende que su sucesor no tenga que lidiar con los problemas que han ocupado buena parte de su mandato desde su aterrizaje en mayo de 2015 en la sede de la avenida García Barbón.

Güell hizo hincapié incluso en que en los últimos veinte años la asociación abonó "más de dos millones de euros a la SA, en vez de los 1,3 millones que correspondían, porque todo el excedente de la asociación se pasaba a la SA". El círculo más próximo a Alvariño -salvo contadas excepciones- llegó a animar al también expresidente de la patronal de Pontevedra y Galicia que no firmara, y él lo hizo con cero entusiasmo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine