Las pérdidas de la CAM llegan a 17.000 millones y elevan la factura de su rescate

El deterioro de los activos tóxicos de la caja alicantina dispara el quebranto acumulado

23.06.2016 | 02:26

Casi cinco años después de su intervención por parte del Banco de España la factura por el rescate de Caja del Mediterráneo (CAM) sigue subiendo. De acuerdo con las últimas estimaciones del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), las pérdidas previstas en la cartera cubierta por el Esquema de Protección de Activos -el mecanismo que se concedió al Sabadell para ayudarle a digerir los activos tóxicos de la caja alicantina- ascienden ya a 11.701 millones de euros, lo que, unido a los 5.249 millones que se inyectaron inicialmente a la entidad, eleva los números rojos esperados a cerca de 17.000 millones de euros.

Esta cifra supone 1.802 millones más de lo que este mismo organismo calculaba a finales de 2014 y casi un 60% más de lo previsto cuando se adjudicó la CAM. Un aumento de las pérdidas esperadas que responde al deterioro sufrido durante este tiempo por los activos cubiertos por este seguro, que incluyen desde participaciones inmobiliarias a créditos concedidos a promotores, pasando por viviendas, edificios y numerosos solares.

Además de un inyección inicial de 5.249 millones que recibió la CAM para su recapitalización, el Gobierno decidió incluir en la subasta de la entidad un Esquema de Protección que se hiciera cargo del 80% de las pérdidas previstas sobre los activos más problemáticos de la caja. La cartera inicial abarcaba un perímetro de 24.644 millones de euros, en los que el cálculo inicial estimaba que se perderían 5.557 millones. Sin embargo, año a año el FGD ha tenido que rectificar esa cifra al alza, hasta alcanzar los 11.701 millones incluidos en un informe sobre la situación a fines de 2015.

No obstante, hay que aclarar que esto no significa que el citado fondo deba hacer frente a esos 11.701 millones. De esa cifra, los primeros 3.882 millones corren a cargo de las provisiones que tenía guardadas la CAM antes de la quiebra. Una vez agotada esa cantidad, el resto de pérdidas que se produzcan se reparte en un 80% para el Fondo de Garantía -que según esta estimación pagaría 6.256 millones- y en un 20% para el Sabadell, lo que supondría 1.563 millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine