Un astillero con dique seco para barcos y trenes

19.06.2016 | 03:21

Beira es una ciudad costera del centro de Mozambique. Allí se ancló Pescanova en 1980 con Pescamar, una empresa mixta que aporta al grupo el codiciado langostino tigre. Estaleiros da Beira (Beiranave) pertenece al grupo y es "fundamental" para la puesta a punto de la flota local, ya que la industria auxiliar es "inexistente" y los puertos de reparación más cercanos están en Durban (Sudáfrica) y Mombassa (Kenia), a 1.800 y 2.900 kilómetros de distancia, respectivamente (o 1.120 y 1.800 millas). Es una "infraestructura estratégica" para la compañía. Beiranave factura 3,5 millones al año y presta también servicio de reparación a otras flotas pesqueras, pero también a remolcadores y dragas, y tiene como cliente a la mayor compañía del país: Vale Moçambique, filial de la mayor productora mundial de carbón. Para ella repara componentes eléctricos de sus trenes. En el país Pescamar colabora con escuelas náuticas o universitarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine