31 de mayo de 2016
31.05.2016

Banco Popular mantiene el 'rating' tras anunciar la macroampliación

La agencia Fitch reconoce que le permitirá acelerar las ventas y el volumen de activos improductivos - La acción cierra en positivo

31.05.2016 | 02:17
Ángel Ron. // Marta G. Brea

La agencia de calificación británica Fitch (una de las tres grandes a nivel global, junto con Standard & Poor's y Moody's) se convirtió ayer en la primera que se ha posicionado ante la macroampliación de capital anunciada por Banco Popular la semana pasada, y con una buena valoración acerca de la medida. Fitch ha decido mantener el rating y la perspectiva positiva sobre la entidad al entender que es un movimiento "ambicioso" que permitirá atajar el problema de los activos de ladrillo que se acumulan en su balance, heredados de la burbuja inmobiliaria y en su mayoría procedentes de la cartera de Banco Pastor. Para la agencia el banco tiene una posición de liquidez "adecuada" gracias a su exposición al segmento pyme. Las acciones se dieron ayer un respiro en Bolsa con un ligero avance del 0,63% y lejos de la oleada de ventas de la semana pasada.

Para la entidad que preside Ángel Ron, que culminará la ampliación el 11 de junio, Fitch "reconoce que la ampliación permitirá acelerar las ventas y, en consencuencia, el volumen de activos improductivos legados de la crisis". La dotación a provisiones extra para estos activos permitirán una venta más acelerada -los ingresos computarán como extraordinarios cuanto más elevada sea la cantidad provisionada- en tanto rebajará la presión sobre los precios en un contexto de recuperación del sector inmobiliario, además de permitir una mayor capacidad de absorción de pérdidas para la entidad. La agencia, por último, considera que el Popular volverá a la rentabilidad el año próximo tras verse obligado a suspender el dividendo.

La perspectiva positiva de Fitch refleja un potencial de subidas para las calificaciones del banco dentro de los próximos uno o dos años, o incluso antes, en el caso de reducir sus activos. Por su parte, la agencia de calificación Moody's considera que la ampliación del Popular es "positiva para la solvencia" de la entidad porque fortalecerá la capacidad de absorción de pérdidas del banco español. La calificadora de riesgos señala que la ampliación de capital del Popular busca compensar el impacto negativo en la solvencia de la entidad de los 4.700 millones de euros en provisiones que el banco espera anotarse este año y que supondrán pérdidas considerables (de ahí la suspensión del dividendo).

En este sentido, Moody's destaca que una mayor capacidad de absorción de riesgo situaría al Popular "sobre una base más sólida" y permitiéndole sacar sus exposiciones problemáticas y alcanzar su objetivo de reducir dicha exposición en 15.000 millones en los tres próximos años. "Debido a la magnitud de las provisiones esperadas, Banco Popular reportará una pérdida considerable en 2016, pero unos niveles de cobertura más fuertes en el futuro deberían contribuir a la modesta rentabilidad recurrente del banco, que se ha visto reducida por los elevados costes del crédito en los últimos años", apuntó la agencia. Según fuentes del mercado recogidas por Expansión, las solicitudes de suscripción de nuevas acciones superan los 4.500 millones de euros, y rebasa con creces el objetivo fijado por la dirección de la entidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine