NAVALIA 2016

La viguesa Ferri crea un vehículo marino autónomo enfocado al transporte y vigilancia

La firma construye un prototipo de 12 metros y comercializará la tecnología a finales de año

25.05.2016 | 09:54

La viguesa Industrias Ferri continúa apostando por la innovación. Tras construir el primer robot multifunción dedicado a trabajar en entornos peligrosos de España y la mayor grúa offshore hecha en el país (de 43 metros de alcance), la firma se lanza ahora a la creación de un barco dron. "Aunque éste no es un vehículo teleoperado como tal", avisaba ayer en Navalia Jorge Cabanelas, ingeniero de la Universidad de Vigo que participa en el proyecto Ulises liderado por Ferri: "Sino que se trata un vehículo marino no tripulado autónomo, lo que lo diferencia del resto". El objetivo de la empresa es realizar un prototipo de 12 metros de eslora que incorpore el sistema para comenzar la comercialización de la tecnología una vez finalizado el proyecto a finales de año.

VÍDEO | La viguesa Ferri crea un vehículo marino autónomo. // FdV

La empresa aprovechó la celebración de la feria para hacer la presentación oficial del proyecto, que cuenta con el apoyo del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y un presupuesto de 1.581.000 euros. La diferencia principal que tiene este sistema frente a otros barcos tipo dron que se están construyendo en la actualidad es que esta embarcación tiene unas instrucciones precisas de salida y de destino y la capacidad de superar los obstáculos que se encuentre por el camino de manera autónoma gracias a la tecnología desarrollada por Ferri, la Universidad de Vigo y también el Cimne (Centro Internacional de Métodos Numéricos en Ingeniería).

Según explica Cabanelas, el mayor reto al que se enfrentan en este proyecto -que tiene una duración de dos años- es el de conseguir que el buque sortee los problemas que se cruce en su trayecto. "Cuando va navegando se encontrará con otros barcos. Lo que hace el sistema es localizarlos y dar un rodeo para evitar la colisión y seguir su camino", indica el ingeniero en automática. Para ello, el barco cuenta con un láser en 3D similar al que emplea el coche sin conductor de Google y se basa en la tecnología ya existente del Sistema de Identificación Automática (AIS, en inglés), los radares y todo tipo de sensorización para encontrar los barcos u otros problemas que se cruzan en su ruta, que se basa en las cartas de navegación y cumple con el Reglamento Internacional de Prevención de Abordajes. Por su parte, desde el Cimne se encargan de la creación del centro de comando y control, la monitorización del sistema en sí.

GALERÍA | Así funciona el vehículo autonómo. // FdV

Los desarrolladores de este proyecto, que aseguran que por el momento no existe nada parecido en el mercado, creen que la principal utilización que tendrá esta tecnología aplicada a las embarcaciones será para vigilancia y transporte, así como también su utilización en entornos peligrosos. "Por ejemplo, serviría para evitar la piratería o para vigilar un área conflictiva. Igualmente, si hubiera un incendio serviría para poder acercarse lo máximo posible sin poner en riesgo vidas", apunta.

En el stand de la firma en Navalia se puede observar cómo será el prototipo que están realizando, así como una demostración en vídeo del funcionamiento del sistema en una recreación. Enrique Pérez, ingeniero de control de sistemas de Ferri, informó de que el casco de la embarcación ya está prácticamente finalizado, así como el pequeño puente que tendrá el barco, que este verano realizará las primeras pruebas en el mar. "El trabajo de esta construcción se encargó a un astillero local", comenta. La embarcación contará además con dos motores fuera borda y estará pintado en color negro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine