Pescanova SA defenderá en los tribunales el contrato que ha demandado el "holding"

La antigua matriz defiende que las compensaciones que recibe obedecen a haber entregado toda la compañía -El fichaje de Raimon Trias ya es oficial

19.05.2016 | 01:50
| El anuncio del fichaje de Raimon Trias como CFO de Nueva Pescanova ya lo avanzó FARO en su edición impresa del 16 de abril. El ejecutivo procede de la filial polaca de Celsa.

Los antiguos accionistas de Pescanova, organizados en torno a Pescanova Sociedad Anónima, están dispuestos a dar la batalla en los tribunales contra los dos contratos que, a juicio del holding que heredó todos los activos de la multinacional, son nulos. En un hecho relevante remitido ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha dinamitado cualquier posibilidad de tregua entre ambas firmas y zanjó que "defenderá la plena legalidad de dichos contratos, y seguirá en todo caso ejercitando los derechos que le corresponden como socio y administrador de Nueva Pescanova". Eso sí, antes de dirimir esta cuestión en los tribunales los dos consejeros que la vieja Pescanova tiene en el holding se opondrán a la interposición de la demanda que anunció la compañía el pasado viernes.

"La nota de prensa -la SA asegura que supo de la interposición de la demanda a través de los medios- no precisa el contenido y fundamento [de la misma]" e incluye "notables inexactitudes". Y ha sido a través de este hecho relevante que se ha conocido el motivo de la pugna judicial, ya que la comunicación de Nueva Pescanova no especificaba los motivos. En primer lugar la pesquera considera nulo el "contrato de mecanismos de pagos", por el cual ésta tendrá que asumir una deuda de 52 millones de euros que se quedó en la antigua matriz cuando se produjo la transmisión de los activos y pasivos a la nueva sociedad. Esos 52 millones, según indicaba el proyecto de segregación, "serán asumidos por Nueva Pescanova mediante una deuda con Pescanova". Sin activos y solo con los ingresos que obtendría como dividendos de la pesquera, la vieja matriz no podría soportar un pasivo semejante.

El segundo contrato que quiere anular la compañía que preside Jacobo González-Robatto es el que obliga a Nueva Pescanova a abonar al año 255.000 euros a los antiguos socios para "garantizar su continuidad y estabilidad", además de correr con los gastos jurídicos (hasta un máximo de 200.000 euros al año) y brindarles un local en las oficinas de Chapela. De nuevo, y mientras Nueva Pescanova no reparta dividendo, estos son los únicos ingresos que tendrá Pescanova SA, pendiente de salir a Bolsa.

Por último, la empresa hizo oficial ayer el fichaje de Raimon Trias como responsable del departamento financiero (chief financial officer, CFO), que tendrá que pilotar los números de Nueva Pescanova a través de una travesía complicada, en fase postconcursal y sujeta a un plan de pagos estricto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine