Europa decidirá tras el verano si obliga a la banca a devolver 7.000 millones en cláusulas suelo

El abogado general del Tribunal de Justicia de la UE presentará en julio el informe que marcará la pauta del fallo - El Gobierno vuelve a defender el riesgo para el sector

27.04.2016 | 02:23
Protesta de Adicae, ayer en A Coruña, mientras se celebraba la vista de Luxemburgo. // Fran Queiruga

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictará después del verano la sentencia que resolverá las dudas planteadas por los juzgados españoles sobre si la devolución de lo cobrado por los bancos en cláusulas suelo, que el Supremo declaró nulas en mayo de 2013, debe aplicarse más allá de esa fecha, desde su existencia en los contratos hipotecarios. La medida afecta a todo el sector financiero español, que tendría que reintegrar entre 5.000 y 7.600 millones, según un informe del Banco de España que los representantes de las entidades mencionaron ayer, durante la vista del TJUE.

El primer indicio de a quién beneficiará la sentencia se producirá el 12 de julio, la fecha anunciada ayer por el abogado general del tribunal Paolo Mengozzi, para hacer público su informe con las conclusiones preliminares. Su dictamen no es vinculante pero en el 90% de los casos la posterior sentencia sigue su argumentación.

Mengozzi dejó ayer claras sus dudas entre la argumentación de la banca, el Gobierno español y el de Reino Unido, en contra de que la nulidad se considere retroactiva y la banca deba desembolsar todo lo cobrado, y los representantes de los clientes -defienden que si una cláusula es nula por abusiva no puede serlo sólo a partir de un determinado momento- o la Comisión Europea, que considera que cuestionó que el Supremo pueda fallar en el sentido que lo hizo sin antes preguntar al TJUE, dado que entiende que no puede interpretar de forma autónoma las normas europeas de protección del derecho de los consumidores, en franca colisión con el fallo del alto tribunal español.

El rescate financiero concedido a España para sanear su banca en dificultades estuvo presente durante toda la vista, dado que además de los argumentos jurídicos, se plantea si el caso pone o pudo poner contra las cuerdas a la banca española.

El Supremo falló el 9 de mayo de 2013 que las cláusulas suelo que incluían las hipotecas de varias entidades españolas eran "abusivas", porque los clientes no podían comprender lo que significaban, y las anuló. El Supremo tuvo en cuenta el impacto que podría tener esta nulidad sobre el aún frágil sistema bancario español, en medio de la tensión que pesaba sobre los países periféricos y que había llevado a España a pedir un préstamo de hasta 100.000 millones de euros para sanear esa banca en dificultades un año antes. Así fue cómo determinó que la devolución se produjese a partir de la fecha de la sentencia. Los abogados de los clientes afectados consideran ahora que hoy los bancos pueden hacer frente al pago de todo el importe sin más riesgo que ver reducido su beneficio, según el letrado de Ausbanc, Daniel Pineda.

La banca incidió sobre ese impacto y que de haber sido otra la sentencia, el rescate sería aún mayor. El abogado del Estado español, Miguel Sampol Sampol defendió la postura adoptada por el Tribunal Supremo español porque logra la "máxima protección del consumidor" y que la anulación de las hipotecas los habría dejado "en una situación muy perjudicial".

La Asociación para la Defensa de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) salió ayer a la calle en Galicia para pedir a Europa la retroactividad total de las cláusulas suelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine