Veintitrés mil millas de esclavitud a bordo

El Pulitzer premia una trabajo sobre la pesca ilegal

20.04.2016 | 02:13
Cementerio de marineros esclavos en Indonesia. // Dita Alangkara (AP)

Suponiendo que una persona camina de media en su vida casi tres veces el perímetro de la tierra, que la esperanza de vida en Indonesia es de 70,6 años y que Myint Naing permaneció otros 22 como esclavo a bordo de un buque pesquero indonesio, este marinero originario de Myanmar habrá caminado sobre las aguas unas 23.000 millas náuticas encerrado. En pleno siglo XXI, faenando pescado que acabaría en grandes áreas comerciales como Wal-Mart, en atractivos envoltorios plásticos. Langostinos pelados para la comodidad de Occidente. Durante 18 meses un grupo de periodistas de la agencia Associated Press han desvelado decenas de casos de esclavitud en el sector pesquero asiático, labor por la que acaban de recibir el prestigioso premio Pulitzer en la categoría de Servicio Público.

El caso de Myint Naing no es el único que ha destapado la agencia de noticias, que ha recogido decenas de testimonios de ciudadanos de Myanmar o Bangladesh, introducidos sin papeles en Indonesia para trabajar en condiciones insalubres en lugares como Samut Sakhon (Bangkok). Como una prostitución industrial, trabajaban para pagar una supuesta deuda que habían contraído con sus captores. Un cementerio de marineros anónimos en un rincón perdido de las Aru Islands (en la foto) prueba que los pagos terminaban con la muerte o, en el mejor de los casos, con la intervención de la policía tras la denuncia de los periodistas. Entre los grandes supermercados de Estados Unidos que venden productos procedentes de esta nueva esclavitud están también Kroger, Whole Foods, Dollar General, Petco y restaurantes de Red Lobster y Olive Garden.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine