Valoración

Bruselas pide a España más esfuerzo contra el déficit

La CE cree que aún es demasiado pronto para evaluar la eficacia de las medidas para corregir el desvío del déficit

18.04.2016 | 23:02

La Comisión Europea (CE) dijo que las medidas anunciadas por el Gobierno español en funciones tras su recomendación para que tome medidas que garanticen la corrección del desvío del déficit es un "paso en la dirección adecuada", pero es demasiado pronto para saber si pueden contrarrestar el "resbalón".

"El Gobierno (de España) ha tomado recientemente medidas en respuesta a la recomendación autónoma de la Comisión" Europea de febrero pasado, "pero si bien es un paso en la dirección correcta, es aún demasiado pronto para evaluar su eficacia y hasta qué punto puede contrarrestar el resbalón", señaló el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Sobre la quinta misión de supervisión posterior al rescate a la banca española en dificultades que se efectuó del 11 al 13 de abril, el Ejecutivo comunitario señaló que el "progreso necesario en la consolidación fiscal se ha detenido" en España y que "ha quedado revertido parte del ajuste estructural implementado en años pasados".

En 2015 la mayoría de las regiones, así como la Seguridad Social se han quedado "lejos" de cumplir los objetivos fiscales y las ventajas derivadas por un crecimiento dinámico y un entorno de intereses bajos "no han sido utilizadas para acelerar la reducción del déficit", recalcó la Comisión.

Como resultado, el objetivo de déficit del 4,2 % del PIB "ha sido incumplido ampliamente y el déficit general se encuentra entre los mayores de la eurozona", indicó la institución.

En su recomendación la CE pidió a España que adopte medidas para garantizar una corrección a tiempo y duradera del déficit excesivo, lo que incluye "hacer uso pleno, en su caso, de las herramientas preventivas y correctoras establecidas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria" para controlar los desvíos de las Comunidades Autónomas, y presentar un presupuesto actualizado a Bruselas.

El Gobierno español en funciones ha decidido acometer un recorte de 2.000 millones de euros en el presupuesto de 2016 y ha endurecido el nivel de gastos de las comunidades.

El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, presentará en la comisión de Economía del Congreso una nueva senda de reducción del déficit público, con el fin de cumplir con los objetivos de Bruselas, un calendario de reformas para España y un nuevo cuadro macroeconómico.

La CE también lamenta la deuda demasiado elevada de España, y afirma que el crecimiento sólido ha acelerado el reequilibrio de la economía, si bien "permanecen desequilibrios.

También menciona el desempleo por encima del 20 % pese a haberse reducido la tasa de paro "fuertemente" en 2015, y subraya que un alto porcentaje de la población sin empleo no ha trabajado en más de dos años, apuntando "al riesgo" de que el paro de larga duración se convierta en estructural.

La CE señala asimismo que la creación de empleos indefinidos se ha reanudado en España tras la crisis, pero la dualidad en el mercado laboral "permanece elevada".

En cuanto al sector financiero, afirma que la estabilización continúa, los bancos tienen amplio acceso a liquidez y la solvencia y la calidad de sus activos también han mejorado todavía más.

Mantener la rentabilidad a medio plazo sigue siendo el principal reto, indica la CE, al igual que la privatización pendiente de dos entidades controladas por el Estado, al tiempo que recuerda en este contexto que no se ha producido ninguna venta desde 2014.

Por otra parte, las desinversiones de la cartera del banco malo, la Sareb, han avanzado.

Señala que el nuevo régimen de contabilidad para la institución adoptado en septiembre pasado ha requerido provisiones más elevadas que han afectado a su capital.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine