Una sentencia histórica elimina las cláusulas suelo hipotecarias de toda la banca española

Una juez de Madrid ordena su eliminación de los contratos y la devolución de cantidades "indebidamente abonadas" por los afectados, pero solo a partir del 9 de mayo de 2013

08.04.2016 | 02:00
Una sentencia histórica elimina las cláusulas suelo hipotecarias de toda la banca española

El Juzgado de lo Mercantil nº 11 de Madrid ha tumbado las cláusulas suelo hipotecarias de cuarenta entidades financieras por "falta de transparencia", y obliga a las firmas demandadas a eliminarlas de los contratos y a devolver a los usuarios todas las cantidades que hayan sido cobradas "indebidamente". La sentencia resuelta ayer por la magistrada Carmen González se suma a la que dictó el Tribunal Supremo el 9 de mayo de 2013 y que declaró "abusivas" estas condiciones hipotecarias, que impiden que los consumidores se beneficien de las bajadas del Euríbor. Con la del Supremo -que falló entonces contra el BBVA, NCG Banco (ahora Abanca) y Cajas Rurales Unidas- y la conocida ayer la Justicia otorga una herida mortal a las cláusulas suelo y extiende a la banca española en pleno la prohibición de aplicarlas en las hipotecas.

La macrodemanda se inició en 2010 a cargo de la Asociación de usuarios de bancos, cajas y seguros (Adicae) contra 101 entidades financieras, que se han reducido a 40 tras el proceso de concentración bancaria. Esta organización, que representa en la demanda y según sus cálculos a más de 15.000 afectados por las cláusulas suelo, anunció ayer que recurrirá la sentencia al no lograr el objetivo más ambicioso. "No hemos podido conseguir el resarcimiento completo", dijo su presidente, Manuel Pardos, ya que el fallo judicial establece que la devolución de esas cantidades cobradas de más por la banca no es retroactiva al 100%. "Se condena a las entidades a devolver a los consumidores perjudicados las cantidades indebidamente abonadas [...] a partir del 9 de mayo de 2013, con los intereses que legalmente correspondan", reza el fallo.

"La banca llorará o hará demagogia. Que lloren lo que quieran, si se tiene que mantener con el dinero de los fraudes, decimos que no a esa banca", exhortó Pardos ayer en una comparecencia urgente tras conocer la resolución de la juez, que ha estimado parcialmente sus demandas. Si un usuario ha estado pagando de más en aplicación de una cláusula suelo hipotecaria con anterioridad a mayo de 2013, no tiene derecho a solicitar ese sobrecoste a su entidad. Es aquí donde Adicae choca con el fallo, y espera que la Justicia europea sí respalde el "resarcimiento completo" de los consumidores perjudicados.

En el texto de la querella presentada por Adicae se incluyen algunas de las cláusulas consideradas abusivas por entidades particularmente asentadas en Galicia durante el periodo del boom inmobiliario. En el caso de Banco de Galicia (ahora en el Popular) se incluía una cláusula por la que "el tipo de interés nominal anual mínimo aplicable en este contrato será del 4,25%", de modo que con una hipoteca del 1% más Euríbor, por ejemplo, un usuario tendría ahora un tipo de interés máximo de ese 1% en tanto el indicador de referencia hipotecario cotiza casi en negativo. Con el Pastor, con ficha bancaria propia ahora pero absorbido por el Popular, la cláusula era la siguiente: "Las partes acuerdan que, a efectos obligacionales, el tipo resultante [...] no podrá ser inferior al 4,150% nominal anual ni superior al 12,5%". Banco Gallego estipulaba condiciones similares -el techo hipotecario era del 12%-, al igual que Caixa Rural Galega (12,5% de máximo) y Banco Etcheverría (ahora en Abanca), con un suelo del 4%.

Para Adicae "la inclusión de la cláusula suelo supone la introducción de un evidente elemento de ambigüedad y oscuridad, por cuanto la limitación al índice se ha introducido de forma oculta para el usuario", y es esa falta de transparencia la que ha advertido también la magistrada del Mercantil 11 de Madrid. "No han sido negociadas individualmente, sino propuestas e incluidas unilateralmente por las entidades financieras demandas". Para la banca, no obstante, y "en el hipotético caso de que se considerase que las cláusulas suelo litigiosas no cumplen las exigencias de transparencia", éstas "no son contrarias a la buena fe". Es más, aseguran que "las cláusulas son claras y sencillas y dejan pocas dudas sobre su alcance y función económica dentro del contrato".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine