La macroinvestigación periodística sobre paraísos fiscales

Pilar de Borbón reconoce su sociedad de Panamá y niega incumplimientos fiscales

La infanta dice que la firma funcionó para los negocios de su marido fuera de España -Mario Vargas Llosa, también salpicado por el escándalo junto al polémico Strauss-Kahn

07.04.2016 | 04:07
Pilar de Borbón reconoce su sociedad de Panamá y niega incumplimientos fiscales

La infanta Pilar de Borbón, hermana del Rey Juan Carlos y tía de Felipe VI, admitió ayer haber sido titular junto con su marido de una sociedad en Panamá entre 1974 y 2014, pero afirmó también que la firma nunca tuvo ingresos "fuera del control de las autoridades fiscales" ni incumplió "ninguna obligación que exigiera la legislación tributaria española". El escándalo sobre los llamados papeles de Panamá, la macrofiltración de datos sobre miles de sociedades radicadas en paraísos fiscales, salpicó ayer también al Nobel de literatura Mario Vargas Llosa, cuyo nombre aparece asociado a una de esas empresas offshore.

Según afirma Pilar de Borbón en un comunicado remitido a Europa Press, la empresa se disolvió al no contar con recursos suficientes "ni expectativas" que justificaran su mantenimiento y cualquier "otra interpretación" es "sencillamente errónea". La disolución tuvo lugar cinco días después de la proclamación de Felipe VI como Rey. La infanta da su versión de los motivos por los que su marido, Luis Gómez-Acebo, decidió tener de una sociedad radicada en Panamá "para desarrollar su actividad profesional fuera de España" y a cuya titularidad se sumó ella. Y concluye afirmando que nunca se incumplió ninguna norma fiscal ni hubo "voluntad de ocultación alguna", como a su juicio lo demuestra el hecho de que no se situara a terceras personas al frente de la misma.

La empresa había sido creada en 1969 y era propiedad de Aleko Papamarkou, "conocido empresario y amigo personal de mi marido", relata la infanta en el escrito. Afirma que en agosto de 1974, su marido se planteó iniciar "actividades profesionales" lejos de España a raíz de que ETA intentara su secuestro y el de Don Juan, padre de Pilar de Borbón.

Para ello, Papamarkou "cedió" a Luis Gómez-Acebo la titularidad de esa sociedad, a la que se sumó la infanta por "razones de seguridad personal y ante la gravedad de posibles eventualidades, en aquel momento y, por desgracia, nada descartables".

Pilar de Borbón continúa su relato asegurando que su marido desarrolló en los diez años siguientes "distintos proyectos profesionales", aunque "la grave recesión" de la economía en esos años "afecto de manera negativa tanto a las expectativas de éxito como a los resultados obtenidos".

Luis Gómez-Acebo mantuvo esa actividad hasta que se le detectó un cáncer en 1984, una enfermedad que fue avanzando y le produjo "sucesivas recaídas que acabarían con su vida en 1991". La lucha contra la enfermedad fue en esos años la "prioridad", añade la infanta, y la citada sociedad en Panamá "no desarrolló" proyectos.

Después, la empresa se disolvió, aunque Pilar de Borbón no cita en qué fecha. Según los papeles de Panamá difundidos en España tanto por La Sexta como por El Confidencial, esta disolución tuvo lugar cinco días después de la proclamación de Felipe VI como Rey de España, en junio de 2014. Lo que dice al respecto la infanta es que en la decisión de disolver la sociedad no medió ninguna "circunstancia ajena" a su propia voluntad de hacerlo. Afirma que no contaba con "recursos suficientes" ni "expectativas que justificasen" su mantenimiento y que "cualquier otra interpretación" es "sencillamente errónea". En todo el tiempo que estuvo activa esta empresa, Pilar de Borbón asegura que "nunca" tuvo "ingresos fuera del control de las autoridades fiscales correspondientes" ni incumplió "ninguna obligación que exigiera la legislación española".

El novelista peruano Mario Vargas Llosa fue accionista durante un mes de una sociedad offshore radicada en las Islas Vírgenes Británicas de la que se desvinculó antes de ganar el Nobel, según publicó ayer El Confidencial. El Nobel y su esposa entonces, Patricia, mostraron su "extrañeza" ante esta información y negaron que hayan tenido nunca cuentas en "esos países", relación con los abogados de Mossack Fonseca (de donde proceden los datos filtratos) o "fondos o bienes" a través de una sociedad llamada Talome Services. En el caso de que existiera, indicó un portavoz, "solamente puede atribuirse a que algún asesor de inversiones o intermediario, sin el consentimiento de los señores Vargas Llosa, reservó esta sociedad para la realización de alguna inversión que se estaba estudiando, sin que, finalmente, se materializase en ninguna acción concreta". "Los señores Vargas Llosa han cumplido siempre con todas sus obligaciones fiscales para con España, así como para con los demás países con los que han generado relaciones económicas", añadió esa fuente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine