Relevo en una de las mayores operadoras de telecomunicaciones del mundo

Alierta cede la presidencia de Telefónica a su "delfín", Pallete, y seguirá en el consejo

El dirigente de la multinacional española culmina la transición iniciada en 2012 cuando designó a su sucesor como consejero delegado - Abandona el cargo tras casi 16 años

30.03.2016 | 02:07
José María Álvarez-Pallete, a la izquierda, sucederá a César Alierta (derecha) en la presidencia de Telefónica. // Efe

César Alierta abandonará la presidencia de Telefónica tras casi 16 años al frente de una de las mayores operadoras de telecomunicaciones del mundo, que deja en manos de José María Álvarez-Pallete, hasta ahora consejero delegado y que sonaba como sucesor desde hace años. Está previsto que el nombramiento de Álvarez-Pallete reciba el visto bueno del consejo de administración de Telefónica el próximo día 8, cuando se cerrará un proceso de sucesión iniciado en 2012, cuando Alierta designó a su "delfín" como consejero delegado.

Alierta, que seguirá formando parte del consejo de administración de la compañía como vocal y asumirá la presidencia de Fundación Telefónica, considera que Álvarez-Pallete es "el directivo más preparado para afrontar con éxito los retos que impone la revolución digital".

Los títulos de Telefónica subieron en Bolsa casi el 1,5% tras quedar despejada la sucesión al frente de la multinacional española.

Alierta, que asumió la presidencia de Telefónica en 2000 en sustitución de Juan Carlos Villalonga, deja tras de sí una compañía más internacional, con presencia en 21 países, y con la vista puesta en la convergencia y en mercados como España, Alemania y Brasil, por los que ha apostado con fuerza en los últimos años en detrimento de otros como Italia y Reino Unido. Durante su gestión, abanderó la apuesta por la convergencia o lo que es lo mismo, porque una misma operadora ofrezca en un sólo paquete telefonía fija y móvil, junto a internet y televisión de pago, lo que llevó a movimientos de concentración en el sector, como la unión de Vodafone y Ono y de Orange y Jazztel.

Nacido en Zaragoza en 1945, es licenciado en derecho por la Universidad de Zaragoza y Máster en Administración de Empresas por la Universidad de Columbia (Nueva York) en 1970. Tras su paso por el Banco Urquijo, Alierta llegó al mundo empresarial por decisión de José María Aznar y de Rodrigo Rato, quienes lo designaron presidente de la entonces empresa estatal Tabacalera, que fue privatizada bajo su mandato y a la que posteriormente fusionó con la francesa Seita, dando lugar a Altadis, que presidió hasta julio de 2000, antes de pasar a Telefónica.

Alierta, cuya familia sigue teniendo negocios con Rodrigo Rato, fue procesado durante su etapa en Tabacalera por el supuesto uso de información privilegiada para la compra de acciones de la compañía en 1997. Fue absuelto en 2009 por la Audiencia Provincial por haber prescrito el delito.

Bajo su mandato, Telefónica, con 322 millones de clientes y 125.000 empleados en el mundo, acometió dos expedientes de regulación de empleo que afectaron a 20.000 trabajadores. En ese tiempo los accionistas tuvieron un retorno del 120% con 40.000 millones en dividendos desde el año 1999. La acción, por el contrario, cayó de los 18 euros a que cotizaba en julio de 2000, a los 9,86 de ayer.

Alierta, que en 2015 recibió unas remuneraciones de 8,7 millones, cambió en 2014 su blindaje por una aportación extraordinaria y única de 35,5 millones de euros a su plan de pensiones. Esta decisión, a propuesta de la Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Buen Gobierno, se enmarcó en la política de la compañía de ir reduciendo los blindajes que mantenían los principales directivos, de acuerdo con las prácticas adoptadas en anteriores etapas de la gestión de la empresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine