Europa cerró 2015 con España en cabeza del crecimiento y Grecia en recesión

-El PIB de las principales economías se desaceleró en el último tramo del año - Alemania creció un 1,7% en 2015

13.02.2016 | 04:55

La economía de la zona euro creció el 1,5 % interanual en el último trimestre de 2015, un período en el que España se mantuvo entre los países con un avance más vigoroso (3,5%) y en el que entraron en recesión Grecia y Finlandia. La Unión Europea registró de forma agregada (1,8%) la mejor evolución en cuatro años, que no obstante puede truncarse en 2015 por el frenazo de las economías emergentes y otros riesgos políticos, económicos y financieros, según las casas de análisis.

Los datos trimestrales reflejan ya una cierta desaceleración del crecimiento en el conjunto de la región monetaria y en las principales economías (Alemania, Francia, Italia y España). España registró tanto en tasa trimestral (0,8%) como interanual (3,5%) el mayor crecimiento entre esos países. A falta de que se comuniquen los resultados de ocho estados, el avance del PIB español fue superado por los de Eslovaquia, Rumanía y Polonia. Entre los países cuyo balance del cuarto trimestre no se conoce está Irlanda, que con seguridad habrá liderado el crecimiento en toda Europa. Durante el verano estaba creciendo a tasas interanuales del 6,8%.

Una portavoz de la Comisión Europea (CE) admitió que el dato trimestral refleja una evolución "ligeramente por debajo de las expectativas" de Bruselas, tanto en la eurozona como en la UE. Los datos adelantados de Eurostat sitúan el PIB de ambos bloques al cierre del año pasado 0,1 puntos porcentuales por debajo de las previsiones macroeconómicas de la CE publicadas hace una semana.



Haz click para ampliar el gráfico

Velocidad de crucero

Sobre España, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, señaló en Bruselas que "la economía española avanza a una velocidad de crucero". Aunque la inflación sigue en negativo. Ayer se confirmó que el IPC bajó en enero el 0,3%, debido sobre todo a la caída de los precios energéticos.

Alemania creció un 0,3 % en el último trimestre y cerró el año con una subida del 1,7 %, según los datos publicados ayer por el Departamento Federal de Estadística. El PIB de Alemania había aumentado un 0,4% en cada uno de los dos primeros trimestres de 2015. "La economía alemana continuó con su crecimiento moderado", indicó la oficina estadística germana, destacando que esta expansión se logró con 43,4 millones de ocupados, lo que supone un incremento de 412.000 personas en comparación al cuarto trimestre de 2014.

A finales del pasado mes de enero, el Gobierno alemán recortó en una décima su pronóstico de crecimiento para 2016, cuando espera un crecimiento del 1,7%, en línea con el dato del año anterior, ante el impacto de la ralentización de China en las economías emergentes.

La economía francesa avanzó un 0,2 % y obtuvo un crecimiento interanual del 1,3 % en el tramo final de 2015, en tanto que la italiana progresó una décima menos y cerró el ejercicio con un aumento del PIB del 1,0 % en términos interanuales.

El Reino Unido, por su parte, evolucionó al ritmo de un 0,5 % en el cuarto trimestre y su PIB interanual subió un 1,9 %.

En el lado negativo del balance se sitúan Grecia (-1,9%) y Finlandia (-0,2%), en recesión ambos países.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine