El petróleo cae a precios de abril de 2004 y BP anuncia un recorte de 4.000 empleos

El barril de Brent bajó el 17% en lo que va de 2016 y el 35% en el último año - Shell plantea también adelgazar su plantilla en 2.800 trabajadores

13.01.2016 | 02:03

El precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, se situó ayer por debajo de los 31 dólares, marcando así su nivel más bajo desde abril de 2004, mientras que la cotización del crudo Texas bajó a su menor nivel desde diciembre de 2003. El precio del barril de petróleo de referencia para el Viejo Continente se situó en 30,82 dólares desde los 31,54 dólares de la apertura. De este modo, el precio del Brent acumula un retroceso del 17% en lo que va de año y del 35% en el acumulado de los últimos doce meses.

La creciente pérdida de valor del barril de petróleo está pasando factura a los países productores, incluidos los miembros de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), que con su negativa a rebajar su techo de producción han contribuido al desplome de los precios.

A pesar de que los socios menos opulentos de la organización, como Venezuela, Ecuador y Nigeria, presionan para cambiar la política de la OPEP, Arabia Saudí ha impuesto su criterio de mantener en máximos históricos el bombeo con el objetivo de perjudicar a la naciente industria del esquisto estadounidense y mantener su cuota de mercado. Con todo, los bajos precios han llevado al cártel de productores a anunciar ayer una reunión extraordinaria en la que volverán a analizar previsiblemente su estrategia.

Recortes

La petrolera británica BP anunció ayer que recortará 4.000 empleos a nivel global para hacer frente a la caída del precio del petróleo por los temores sobre la economía china y la sobreoferta en el mercado. La multinacional señaló que la depreciación del crudo le obliga a reducir el gasto en las áreas de exploración y producción, donde se propone "simplificar la estructura y ahorrar costes sin perjudicar la seguridad", dijo un portavoz a la cadena pública británica BBC.

La mayoría de las grandes empresas petroleras han indicado que reducirán sus inversiones y tratarán de reducir gastos ante la persistente caída del precio del crudo.

Por otra parte, la adquisición de la gasista británica BG Group por Royal Dutch Shell podría traducirse en un recorte de unos 2.800 puestos de trabajo, lo que representa el 3% de la plantilla, según informó Shell. El grupo anglo-holandés detalló ayer sus planes de reestructuración después de salvar el último obstáculo a la operación de compra, al obtener luz verde por parte de las autoridades Chinas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine