La batalla por la CEG arranca con polémica

Los dos candidatos a presidir la patronal gallega, los ourensanos José Manuel Pérez Canal y Antonio Dieter, se acusan de incurrir en "conflicto de intereses" - El plazo para la presentación de listas acaba este viernes

06.01.2016 | 02:09
José Manuel Pérez Canal. // Brais Lorenzo

La carrera por el trono de los empresarios gallegos comienza con polémica. Los dos candidatos hasta ahora a la presidencia de la patronal gallega, José María Pérez Canal y Antonio Dieter Moure -ambos ourensanos-, se acusan mutuamente de poder incurrir en incompatibilidades o en un conflicto de intereses en el caso de que resulten elegidos. Pérez Canal advierte de que el centro de enseñanza que dirige su oponente imparte cursos de formación para diversas entidades empresariales, entre las que se encuentra la Confederación de Empresarios de Ourense (CEO). Y Dieter Moure aprecia el mismo problema en Pérez Canal, en el caso de que llegue a acumular la presidencia de la patronal gallega y la ourensana. Avisa de que en un momento dado pueden surgir "intereses contrapuestos" entre ambas organizaciones. En ese sentido, apunta: "No se puede estar en misa y repicando", por lo que pretende modificar los estatutos.

Pérez Canal contempla a Dieter Moure como "un contracandidato contra mí; no parece que tenga un ideario propio, ni se le conoce dentro de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), porque no forma parte de la junta directiva ni del comité ejecutivo, pero bueno, se posiciona ahora, y parece que obedece a órdenes de otros, que son los que le dicen que se presente".

El presidente de la CEO indica que la candidatura de Dieter Moure es "una incógnita total, porque nadie sabe qué ideas tiene ni su programa", más allá de que pertenece a la Asociación de Empresas de Formación de Ourense, que "es la que lo presenta". Califica esa circunstancia como "bastante incongruente", porque los clientes de las empresas de formación "son, precisamente, las confederaciones provinciales y las asociaciones" que forman parte de la Confederación de Empresarios de Galicia. "Parece un poco extraño que se presente a presidir la CEG alguien cuyos clientes son precisamente los asociados de esa organización", agrega Canal, alertando de que podría incurrir en el mismo problema que provocó la caída del anterior presidente de la patronal gallega, José Manuel Fernández Alvariño. Uno de los detonantes para la dimisión del expresidente fue la facturación realizada por alguna de sus empresas a la CEG.

El 70% o el 80% de los gastos que realizan las confederaciones provinciales y las asociaciones de empresarios que las componen "corresponden, precisamente, a cursos de formación", apunta Canal. A renglón seguido advierte: "Eso es a lo que se dedica, precisamente, la empresa de este señor", sin pasar por alto que su empresa "da cursos de formación para la CEO, para que nos entendamos". También le encuentra el inconveniente de que la empresa de Dieter Moure "depende íntegramente de las subvenciones públicas", para realizar cursos de formación, por lo que "no se trata de un empresario independiente". Un presidente en esas condiciones, según su criterio, "podría estar atado de pies y manos".

A pesar de que admite que no conoce las propuestas de Dieter Moure, Canal insiste en que se trata de "una persona que viene enviada por otros, para hacer una labor de oposición a mi candidatura".

Sectoriales

No conviene perder de vista que las asociaciones sectoriales, que representan el 40% del poder de decisión, fueron las que propusieron la "moción" al anterior presidente, José Manuel Fernández Alvariño, aunque terminó dejando el cargo. Ése es justamente el sector que apoya a Antonio Dieter Moure, junto a la Confederación de Empresarios de A Coruña. El propio aspirante aclara la situación: "Yo no soy el candidato de todas las sectoriales; represento a las sectoriales que apoyaron la moción de censura al anterior presidente".

La razón por la que este sector ha decidido dar el paso de presentar una lista alternativa, encabezada por Dieter Moure, es que consideran que la candidatura de Pérez Canal "es continuista, porque era del equipo, estaba en la línea y fue el que sostuvo a Fernández Alvariño", afirma el propio aspirante. Y agrega: "Nosotros creemos que es más de lo mismo. Apostamos por una CEG más moderna, adaptada a estos tiempos, no tan presidencialista".

Dieter Moure recuerda que Pérez Canal "estaba en el equipo de Alvariño", como presidente de la Comisión de Economía del expresidente. "Pérez Canal sostuvo a Alvariño hasta el último momento; ni siquiera firmó la moción contra Alvariño. Ese es un dato significativo".

El candidato alternativo avanza que el sector que representa se marca como objetivo conseguir "una CEG moderna", basada en "unas provinciales fuertes", minimizando el poder ejecutivo del presidente de la patronal gallega, que contempla como "un simple portavoz".

Defiende la necesidad de aprobar un código ético, "para que no vuelva a pasar lo que sucedió con el anterior presidente, queremos transparencia", tanto en las cuentas como en el funcionamiento, y pretenden que la CEG "se acerque al empresariado gallego". Promete un reglamento de régimen interno para el funcionamiento de la CEG y una reforma de los estatutos, que se adapten a las necesidades actuales del empresariado gallego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine