El primer control sorpresa de transporte de mercancías deja 152 denuncias en Pontevedra

La Guardia Civil realiza 423 inspecciones en un solo día para luchar contra la competencia desleal -Exceso de peso y manipulación de tacógrafos obligan a inmovilizar 8 vehículos

10.12.2015 | 06:59
Uno de los controles de vigilancia en los alrededores de Vigo. // FdV

El transporte por carretera no ha sido ajeno al descenso de la actividad económica originado por la crisis y la Guardia Civil puso ayer en marcha en la provincia de Pontevedra el primer dispositivo especial de vigilancia contra la economía sumergida y la competencia desleal en este sector, una medida "sorpresa" que se extenderá en próximas jornadas al resto de Galicia.

Agrupaciones de Tráfico de la Guardia Civil realizaron de forma intensiva ayer 423 inspecciones a vehículos de transporte por carretera dedicados a la distribución de mercancías en el área metropolitana de Vigo, Mos y Porriño, por ser la zona de la provincia de Pontevedra con más desplazamientos, tanto de corto como de largo recorrido por su actividad industrial, las plataformas logísticas, los puertos marítimos y los desplazamientos a Portugal. Los controles se extendieron a otros puntos de la provincia, como los accesos a la AP-9.

Las denuncias

En total se formularon 152 denuncias a vehículos de transporte de mercancías tanto nacionales como internacionales, se inmovilizaron 8 vehículos por infracciones muy graves que afectan a la seguridad vial por exceso de peso y manipulación de los aparatos de control de tiempos. Entre las sanciones más comunes destacan con el incumplimiento de los tiempos de conducción y descanso (67), documentación diversa (10), mercancías peligrosas (5), realización de transporte sin autorización y manipulación de tacógrafo.

La actividad inspectora se combinó con la realización de pruebas de detección alcohólica mediante aire aspirado y pruebas para la detección de sustancias estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes y otras drogas u sustancias análogas sobre los conductores de los vehículos inspeccionados. Así, fueron detectados 9 positivos en drogas; uno de los conductores conducía un camión articulado de 40.000 kilos y otro una furgoneta de 3.500 kilos. Sus vehículos fueron inmovilizados y serán sancionados con 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos del permiso de conducción. Los nueve conductores dieron negativo en la prueba de alcoholemia pero presentaban indicios de haber consumido sustancias prohibidas.

En los puntos de control, fijados simultáneamente -en las salidas del puerto de Vigo y el acceso a la autopista AP-9 los agentes permanecieron más de tres horas-, se supervisó la documentación con especial atención al ámbito de las mercancías peligrosas y perecederas cuya actividad presenta un repunte en estas fechas.

Estas operaciones de control y vigilancia, además de multas económicas que oscilan entre los 100 y los 4.001 euros si son muy graves, pueden derivar también en la inmovilización de vehículos pro parte de los agentes de la Agrupación de Tráfico, una medida de carácter preventivo que, aseguran, se adopta en los supuestos más graves con el in de garantizar la seguridad vial en las carreteras. Ayer fueron inmovilizados ocho camiones, uno pro manipulación del tacógrafo, 4 pro exceso de peso y 3 por tratarse de transporte internacional de mercancías a camiones pertenecientes a la Unión Europea, según fuentes consultadas por FARO DE VIGO.

Con este tipo de dispositivos, que se repetirán en distintos puntos de Galicia, se pretende mejorar el grado de cumplimiento de la normativa evitando situaciones de fraude que afecten de manera significativa a la ordenación del transporte pro carretera y evitar así la competencia desleal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine