El directivo de Euskaltel Manuel Salaverría sustituye a Arturo Dopico al frente de R

El presidente y director general de la operadora reúnen a la plantilla para explicarle su proyecto - Un comité directivo de integración con jefes de ambas compañías liderará la unión

04.12.2015 | 03:01
Manuel Salaverría.

El operador gallego de cable R ya tiene nuevo timonel. Se trata de Manuel Salaverría, un veterano directivo de Euskaltel, en la que durante los últimos 18 años ha ocupado puestos de la máxima responsabilidad en departamentos como Dirección de Negocio, Estrategia, Gestión de Clientes y Marketing o Negocio Corporativo. Salaverría sustituye así a Arturo Dopico, consejero delegado de R durante los últimos 17 años, que decidió abandonar la empresa en cuanto Euskaltel concluyó, el pasado viernes, el proceso de compra del 100% de las acciones, hasta entonces en manos del fondo CVC Capital Partners (70%) y Abanca (30%).

Junto con Dopico, deja la firma su mano derecha, el director Planificación Estratégica y Desarrollo de Negocio, Francisco Rodeiro, un directivo con el que Dopico mantiene un fuerte vínculo, como se encargó de destacar en la carta de despedida que el ya exconsejero delegado de R envió por e-mail a sus trabajadores el pasado lunes.

Salaverría fue presentado a la plantilla que R tiene en Galicia durante un encuentro con los 200 trabajadores que se celebró a mediodía de ayer en el palacio de congresos del puerto y al que también asistieron el presidente de Euskaltel, Alberto García Erauzkin, y el director general, Fernando Ojeda.

Los máximos directivos de la cablera vasca explicaron personalmente sus objetivos en el proceso de integración de las dos compañías y reiteraron su compromiso de mantener la plantilla actual, la marca, la sede, la estructura local y los equipos profesionales de R. "Contamos con los 550 -en referencia a la plantilla que suman las dos compañías- Aquí no sobra nadie", llegaron a garantizar, según revelaron fuentes de la plantilla. En puestos directos, R da trabajo en realidad a un total de 1.500 personas, la mayoría de subcontratas y compañías que le prestan servicio pero cuyos empleados trabajan codo con codo con los de R.

García Erauzkin resaltó, como ya había hecho antes ante los accionistas de Euskaltel y en los comunicados emitidos por la cablera vasca durante el proceso de compra, que las dos firmas comparten una identidad "evidente en la apuesta por la capacidad y la innovación". "Este proceso de integración nos ofrece la oportunidad de tomar lo mejor de cada una de las dos empresas, mejorar nuestros procesos y ser una nueva y mejor compañía", dijo el presidente de Euskaltel, quien añadió: "La suma de las dos empresas nos permitirá crecer y competir mejor en nuestros respectivos territorios y beneficiará a clientes, empleados y proveedores". La cablera vasca prevé obtener importantes sinergias con esta operación, sobre todo en el mejor acceso y capacidad de negociación de los productos, servicios y contenidos, la puesta en común de sistemas y tecnologías o la optimización de las relaciones contractuales con proveedores. Precisamente aquí, en la relación con proveedores es donde el grupo vasco pone el acento en cuestión de sinergias y costes y sobre todo en los operadores de servicios para telefonía móvil, tal y como trasladaron a la plantilla ayer durante el encuentro en A Coruña. R tiene contrato con Vodafone y Euskaltel, con Orange.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine