Abanca confía en un fallo favorable de la justicia europea sobre el viejo "tax lease"

La entidad participó en 72 operaciones con este régimen fiscal hasta 2011 que movilizaron 2.500 millones - Aclunaga ve clave la "fortaleza financiera" de los astilleros para competir

03.12.2015 | 02:40
Marcos Freire, Antonio Quirós, Marcos Oubiña y Víctor Casal, en la jornada sobre el naval. // Ricardo Grobas

Abanca confía en una resolución favorable del Tribunal General de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el recurso presentado por el Reino de España contra el dictamen de Bruselas de julio de 2013 que declaró contrarias a las normas comunitarias de competencia las ayudas del antiguo tax lease, el anterior sistema de bonificaciones fiscales que usaban los astilleros para financiar sus contratos, ordenando su reembolso. "La sentencia es inminente. Veremos lo que pasa el día 17", señaló ayer el director de Banca Empresas y Corporativa de Abanca, Marcos Oubiña, en una jornada organizada por el Foro Galicia Marítima (Fogama) en Vigo sobre construcción naval. Según Oubiña, el banco gallego participó entre 2000 y 2011 en un total de 72 operaciones de tax lease -como estructurador y también como inversor- que movilizaron algo más de 2.500 millones de euros.

"Hemos tenido también el privilegio de participar en el último contrato al que se le aplicó el antiguo tax lease", apuntó Oubiña. El directivo de Abanca compartió ponencia con Marcos Freire, director general del astillero vigués Construcciones Navales P. Freire y presidente de la Asociación Clúster del Naval Gallego (Aclunaga), Antonio Quirós, socio de Avante Legal, y Víctor Casal, director de Banca Empresas Galicia, Asturias y León de Abanca, ante medio centenar de representantes de astilleros, industrias auxiliares y armadores. Los ponentes reconocieron que toda la cadena de valor del sector naval vive pendiente de la sentencia que el próximo 17 de diciembre emitirá el TJUE, como adelantó este periódico en exclusiva.

El fallo de Luxemburgo podría estimar el recurso español a la condena de la Comisión Europea (CE) al antiguo tax lease, que obligó a reembolsar las bonificaciones fiscales obtenidas por los inversores en las operaciones del antiguo tax lease firmadas entre los años 2007 y 2011. De confirmarse, el Alto Tribunal europeo anularía el dictamen de Bruselas y el Gobierno español podría suspender el proceso de recuperación de las ayudas, como adelantó FARO. La entidad financiera que más participó en este tipo de operaciones, por su vinculación histórica a la industria naval y marítima, fue Abanca, con 72 operaciones entre 2000 y 2011, como indicó Marcos Oubiña, que añadió que la participación de Abanca fue como estructurador e inversor. El apoyo de la entidad gallega al naval continúa en la actualidad, con casi 430 millones destinados a financiar el sector (183 millones en astilleros españoles y 245 millones para los armadores), según precisó Víctor Casal.

Marcos Freire aseguró que las "secuelas" de la decisión de Bruselas continúan en el sector, que prácticamente vio paralizada su actividad contractual entre 2011 y 2013. Freire reconoció pese a todo que desde entonces la construcción naval se está recuperando, impulsada por la reestructuración del sector financiero español -que reactivó los créditos al sector- y el nuevo régimen de arrendamiento financiero aprobado por Bruselas, el nuevo tax lease, en vigor desde enero de 2013. El presidente de Aclunaga explicó que durante la crisis aquellos astilleros con "mayor fortaleza financiera" se vieron beneficiados a la hora de captar carga de trabajo, con independencia de su experiencia y la calidad de sus trabajos.

Antonio Quirós, por su parte, detalló los cambios introducidos en el contenido del nuevo régimen legal del contrato de construcción naval en España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine