Empresas

Los mayores casos de suspensión de pagos desde 2000

El preconcurso solicitado por Abengoa podría superar al caso de Martinsa si se concreta en el concurso

25.11.2015 | 18:36

El anuncio de Abengoa de que solicitará "a la mayor brevedad" el preconcurso de acreedores sitúa a la empresa a un paso de convertirse en el caso más relevante de este tipo en España en los últimos años, por delante de empresas como Martinsa-Fadesa, Reyal Urbis, Nueva Rumasa o Pescanova.

La decisión de la compañía sevillana, que tiene una deuda neta de 6.300 millones y bruta de 8.900 millones, llega después de que el grupo industrial Gonvarri haya renunciado a entrar en el accionariado de la empresa.

Las quiebras y suspensiones más significativas desde el 2000 son la siguientes:

Junio 2000. Cárnicas González, con 587 trabajadores de plantilla, presenta suspensión de pagos en Terrassa con un pasivo de 2.200 millones de pesetas (unos 13,2 millones de euros).

31 mayo 2001. El juzgado admite la quiebra de Sintel con un pasivo de 121 millones de euros y una plantilla de 1.500 trabajadores, que estuvieron acampados desde el 29 de enero al 3 de agosto de 2001 frente al Ministerio de Hacienda, en Madrid, para reclamar una solución a sus problemas.

3 septiembre 2001. La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de España (ADICAE) solicita la declaración judicial de quiebra de agencia de valores Gescartera, que causó un quebranto de unos 110 millones de euros a unos 2.000 inversores.

15 septiembre 2003. Eurobank del Mediterráneo ratifica la suspensión de pagos. La entidad financiera tenía una deuda de 150 millones de euros con sus acreedores.

19 mayo 2004. Terra Mítica acuerda presentar ante los juzgados de Benidorm una solicitud de suspensión de pagos, con una deuda de 45 millones de euros.

16 julio 2008. La inmobiliaria Martinsa Fadesa, una de las más importantes del sector, presenta concurso voluntario de acreedores tras no poder hacer frente a la deuda contraída con 45 entidades financieras por un valor que asciende a unos 5.100 millones de euros.

22 julio 2009. La promotora inmobiliaria Aifos, con destacadas inversiones en la Costa del Sol, entró en concurso voluntario de acreedores con un pasivo superior a los 1.000 millones de euros y unos 2.000 acreedores.

28 junio 2010. El grupo Sacresa presenta concurso de acreedores con una deuda de 1.800 millones de euros. La promotora, controlada por la familia Sanahuja, había comunicado en marzo a al juzgado la situación de insolvencia.

Octubre 2010. La inmobiliaria Noriega, filial del grupo Sánchez-Ramade, presenta un concurso voluntario de acreedores en el Juzgado Mercantil de Córdoba ante la falta de acuerdo con la banca para refinanciar su deuda de 1.162 millones de euros.

17 febrero 2011. El grupo de Ruiz-Mateos anuncia un plazo de tres meses para negociar con sus acreedores un plan de pagos y uno adicional para presentar el concurso de acreedores para diez de sus empresas en el caso de no llegar a un acuerdo.

3 octubre 2012. Alteco y MAG Import, controladas por Joaquín Rivero y la familia Soler, presentan un pasivo de 1.625 millones de euros.

15 abril 2013. Pescanova presenta ante el Juzgado de lo Mercantil de Pontevedra la solicitud de concurso voluntario de acreedores, con una deuda conocida pero considerada incompleta de 2.500 millones de euros.

6 septiembre 2013. Sniace, con una deuda de 150 millones de euros, acuerda solicitar ante el Juzgado de lo Mercantil de Madrid la declaración de concurso voluntario de acreedores, lo que supone la extinción de la empresa y el despido de sus 533 trabajadores.

13 noviembre 2013. Fagor Electrodomésticos presenta concurso voluntario de acreedores con una deuda de más de 800 millones de euros. La cooperativa vasca contaba por esas fechas con 5.600 empleados en el mundo, 2.000 de ellos en Euskadi.

4 diciembre 2013. Inveryal, la sociedad patrimonial del presidente de Reyal Urbis, Rafael Santamaría, y propietaria del 70,2 % de la inmobiliaria Reyal se declara en concurso voluntario de acreedores, al no alcanzar un acuerdo de refinanciación por más de 3.600 millones de euros.

12 febrero 2014. Hostelería Unida, filial del grupo hotelero Husa, propiedad de Joan Gaspart, presenta concurso con un pasivo cercano a los 200 millones de euros.

11 de marzo de 2014. El grupo Cegasa, fabricante de pilas y pequeños electrodomésticos, presenta concurso con el objetivo de "buscar de forma ordenada un socio" que le permita continuar con su actividad. La empresa tiene una deuda de 117 millones de euros y cuenta con una plantilla de 900 personas.

10 diciembre 2014. La valenciana Corporación Dermoestética, con una deuda de 15,4 millones de euros, presenta preconcurso de acreedores y anuncia el inicio de un proceso de despido colectivo para sus 353 trabajadores.

Además, el pasado 25 de marzo, el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid declaró en concurso de acreedores voluntario al Banco Madrid y decretó el inicio de su liquidación. El banco llegó a esta situación por el deterioro sufrido tras ser intervenido por el Banco de España por un presunto blanqueo de dinero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine