Alvariño afronta hoy su enésima reválida

El presidente de la CEG quiere que el comité ejecutivo apruebe el calendario de elecciones para el próximo 15 de enero, a lo que se oponen los "críticos"

24.11.2015 | 02:23

Nueva jornada clave en la herida abierta que sufre la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG). El presidente de la patronal gallega, cuestionado por varias organizaciones provinciales y la mayoría de las asociaciones sectoriales, ha convocado para esta mañana reuniones del comité ejecutivo y de la junta directiva que suponen una nueva reválida para su gestión al frente de la CEG. José Manuel Fernández Alvariño quiere que el comité ejecutivo apruebe el calendario de elecciones propuesto hace unas semanas, que fija la fecha de la votación para el próximo 15 de enero, y que la junta directiva valide el censo electoral. Los críticos con el presidente, por su parte, insisten en que la asamblea general solicitada para este viernes -en la que se pide la revocación de Fernández Alvariño y de cualquier cargo de responsabilidad económica de la CEG- tiene que celebrarse y en que el presidente debe irse.

"Mañana (por hoy) puede pasar cualquier cosa. El escenario está muy abierto", confesaba ayer un portavoz empresarial. El presidente confía en que la mayoría del comité ejecutivo apruebe el calendario electoral. El comité ejecutivo es el único órgano de la CEG "competente" para configurar el calendario electoral y está compuesto por quince miembros. Hay tres por cada patronal provincial, dos de libre designación del presidente (Javier Garrido Valenzuela y Juan Manuel Vieites) y el propio Fernández Alvariño. Éste necesitaría el apoyo de al menos siete de esos 15 representantes. Si el empresario vigués consigue el plácet del comité ejecutivo, la junta directiva tendrá que validar la composición del censo electoral, que en el caso de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) no se ha actualizado con la llegada de Jorge Cebreiros a la presidencia.

Fuentes del sector crítico ven "posible" que Fernández Alvariño pueda anunciar esta mañana su intención de dejar vacante el puesto de presidente una vez convocadas las elecciones, con lo cual quedaría al frente una junta compuesta por los cuatro vicepresidentes (los cuatro presidentes de las provinciales, de los que tres -A Coruña, Ourense y Lugo- son contrarios a la dirección del vigués).

El conflicto en el seno de la CEG está enquistado después de más de año y medio de bloqueo a las cuentas de 2014, que los críticos atribuyen al rechazo a operaciones y contratos que vinculan con allegados a Fernández Alvariño y este interpreta como un "obstruccionismo claro" por parte de determinadas personas. Ante este escenario, y después de varias reuniones fallidas de los órganos de dirección, el presidente de la patronal gallega, al que todavía restarían dos años de mandato, decidió el pasado 30 de noviembre llamar a las urnas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine