Las bodegas gallegas aumentan un 21% la cosecha que prevé de calidad excelente

La campaña de Rías Baixas es la tercera más abundante de su historia y Monterrei bate su récord - Las viñas de las cinco denominaciones se beneficiaron de un año muy seco

31.10.2015 | 04:55
Las bodegas gallegas aumentan un 21% la cosecha que prevé de calidad excelente

Un año seco, incluso durante la época de la vendimia, apunta como principal causa de que la producción vinícola gallega de este 2015 pueda pasar a la memoria como una de las mejores de los últimos años e incluso de la historia dependiendo de la denominación de origen. Esa excelencia no solo se ha registrado en la cuantía de la cosecha como en la calidad de la misma. Así, las cinco denominaciones gallegas (Rías Baixas, Ribeiro, Ribeira Sacra, Valdeorras y Monterrei ) han sumado 63,3 millones de kilos, lo que supone un aumento del 21,4% respecto al año pasado, según los datos aportados por las propias entidades de cosecheros.

Para saber exactamente las expectativas del sector hay que, primero, recordar cómo han sido las dos anteriores vendimias. En 2013, el titular era que la uva era de buena calidad pero que las bodegas habían bajado su producción. En 2014, los fuertes chaparrones caídos durante la recolección hicieron temblar a los cosecheros. No obstante, una vez entró en la bodega la producción para iniciar el ciclo del mosto y el vino se empezó a ver que, en general, la añada apuntaba a ser muy buena.

Para este 2015, se han confabulado generosamente y excelentemente todos los factores de tiempo, producción y suelo para ofrecer lo que serán unos caldos excelentes, según los técnicos y presidentes de las denominaciones.




Haz click para ampliar el gráfico

En el caso de Rías Baixas, desde la delegación de Arousa de FARO, Manuel Méndez informa de que "los 5.806 viticultores inscritos pudieron tener una relativa tranquilidad durante todo el ciclo de la planta, con una floración y cuajado del fruto buena en primavera, para continuar con una climatología idónea durante el periodo de envero y terminar con una vendimia óptima".

El proceso de vinificación sigue su curso "en las 169 bodegas que recogieron uva durante esta campaña, donde los mostos están mostrando gran calidad y la fermentación está siendo adecuada", según la Denominación.

En el caso de O Ribeiro, el técnico Pablo Vidal señaló ayer que "la calidad fitosanitaria de nuestra uva es excelente. Ha sido un año muy seco y la maduración de la uva ha sido muy buena porque pudimos recogerla con tranquilidad esperando a que los racimos alcanzaran el momento óptimo de maduración. Además, agosto no vino muy cálido y las noches fueron frías lo que permitió conservar el grado de acidez". Esto último se traduce en un vino fresco. "Esta es una de las mejores cosechas de los últimos años", añadió Vidal.

Desde Ribeira Sacra, el presidente, José Manuel Rodríguez, coincidió en los beneficios del año seco, en la acidez equilibrada alcanzada pero matizó que habrá que esperar a la evolución de los mostos para saber si la calidad estará entre las mejores de la historia de la Denominación.

Reparto de kilos por Consejo

Todos estos factores positivos contribuyeron a una vendimia de 63,3 millones de kilogramos de uva recolectados entre las cinco denominaciones. Estos se reparten entre los 31,9 millones de la Denominación de Origen Rías Baixas; los 14 millones de O Ribeiro; los 6,5 de Valdeorras; los 6,2 millones de Ribeira Sacra y los 4,7 millones de Monterrei. Precisamente, esta última ha sido la que mayor incremento porcentual de la cosecha ha tenido al crecer un 40% al pasar de los 2,8 millones de kilos de 2014 a los 4,7 de este año. En el caso de Rías Baixas, el incremento porcentual e interanual ha sido del 24,7%; seguido del 22,6% de Ribeira Sacra; el 16% de Ribeiro y el 1,5 de Valdeorras.

O Salnés manda en Rías Baixas

La Denominación de Origen Rías Baixas hizo oficial ayer el balance de su vendimia confirmando que la recolección total ascendió a 32 millones de kilos de uva -como había anticipado FARO hace un par de semanas- y se constata nuevamente el enorme potencial de la subzona de O Salnés, que aporta el 65% de la producción.

Los 20,6 millones de kilos de uva vendimiados en esta comarca arousana -que finalmente vinificó 21,4 millones-, se sitúan muy por encima de los 6,6 millones de kilos logrados en Condado, colocándose en tercer lugar la subzona de O Rosal, con 3,5 millones. La relación se completa con 1,2 millones de kilos en Ribeira do Ulla y apenas 47.000 kilogramos en Soutomaior.

Ni que decir tiene que el albariño es la variedad dominante en Rías Baixas, con nada menos que el 97% del total de uva obtenida en esta demarcación protegida.

Se trata de nada menos que 30.899 toneladas de uva albariña, para un total de 31.670 toneladas de variedades blancas, relegando a una posición meramente testimonial a otras como la uva loureira, con 231 toneladas; treixadura, con 249; caíño blanco, con 199 toneladas; torrontés, 16; y godello, 75 toneladas.

Con un considerable retraso, el Consello Regulador informa ahora de esa vendimia concluida "el pasado 3 de octubre" con un rendimiento medio de 7.820 kilos por hectárea después de "un año con unas condiciones atmosféricas propicias para el cuidado de la viña".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine