Estados Unidos mantiene el tipo de interés en mínimos y prorroga la incertidumbre

La Reserva Federal pospone hasta el mes de diciembre, con solamente un voto en contra, la revisión de su política monetaria expansiva

29.10.2015 | 02:20

El banco central de Estados Unidos mantuvo ayer su tipo oficial de interés en el rango mínimo excepcional del 0% al 0,25%, vigente desde diciembre de 2008, y prorroga así la incertidumbre sobre cuándo la autoridad monetaria de la mayor potencia del planeta emprenderá el camino de retorno gradual a la normalidad, que había anunciado a fines del año pasado y que desde entonces ha pospuesto sucesivas veces.

El comunicado oficial difundido por el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) -el órgano de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) que decide la política monetaria- apunta a una posible revisión en diciembre, en su última reunión del año, aunque hasta ahora las sucesivas previsiones de la primera subida de tipos en Estados Unidos desde junio del año 2006 han sido frustradas.

Inversores y analistas especularon esta semana con la hipótesis de que el primer endurecimiento de la rentabilidad del dinero no se produzca en la mayor área monetaria del mundo hasta los primeros meses de 2016.

Los miembros del comité, presidido por Janet Yellen, optaron casi por unanimidad por seguir esperando. Sólo el consejero discrepante Jeffrey M. Lacker reclamó una subida de 25 puntos básicos (0,25%) sin más dilación.

Progreso

La Fed supeditó la revisión al alza en diciembre a la constatación fehaciente de que se progresa en la consecución de los fines de la actual relajación monetaria: el pleno empleo, la elevación de la inflación hasta cerca del objetivo del 2% y la consolidación y afianzamiento de la recuperación en la economía norteamericana.

"La información recibida desde la reunión de FOMC en septiembre indica que la actividad económica se ha expandido de forma moderada" y que el ritmo de mejora del empleo se ha ralentizado aunque la tasa de paro (5,1%, considerada como pleno empleo técnico) sigue estable.

Todo apunta a que la FED no sólo quiere tener certeza de que la recuperación es sólida en Estados Unidos. Los resultados empresariales de las multinacionales estadounidenses están siendo castigados por un dólar fortalecido, y que aún lo sería más si la FED subiese tipos, y más cuando la Eurozona y Japón prevén aplicar más expansión monetaria y China ha vuelto a bajar tipos por sexta vez desde el mes de noviembre.

La FED es el gran banquero central del mundo y sobre su decisión pesa la responsabilidad del impacto global de una subida de tipos en Estados Unidos, lo que podría estimular la salida de capitales de grandes países en dificultades como China y Brasil.

Varios bancos centrales (incluido el de Brasil) han pedido una subida de los tipos moderada y ya en Estados Unidos porque consideran aún más dañina la actual incertidumbre. Esta indefinición está erosionando uno de los poderes que tiene la Reserva Federal para influir en la economía: la llamada "orientación hacia adelante".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine