Detenido en Pekín Sam Pa, mediador en la entrada de China Sonangol en MetalShips

Su arresto está relacionado con un posible caso de corrupción en la importación de petróleo de Angola - El astillero aclara que el directivo chino no tiene cargos en el grupo

16.10.2015 | 02:07
El empresario chino conocido como Sam Pa.

El ejecutivo chino Sam Pa, figura clave en la entrada del consorcio empresarial chinoangoleño China Sonangol en el capital de dos de los astilleros del grupo vigués Rodman, MetalShips & Docks y Rodman Lusitania, fue detenido hace una semana en Pekín en el transcurso de una investigación por supuesta corrupción en la explotación de hidrocarburos en Angola, según han recogido varios medios del país y el rotativo británico Financial Times. Su arresto, en un hotel de la capital china y en circunstancias que por ahora se desconocen, ha generado inquietud entre la plantilla del astillero vigués, que teme que se empañe la imagen de la factoría y que pueda afectar a las negociaciones en marcha para conseguir carga de trabajo. La empresa, sin embargo, recalcó que Sam Pa no ostenta cargos en MetalShips ni en ninguna otra empresa del consorcio que preside Manuel Rodríguez, y dejó claro que su papel en la entrada de China Sonangol fue el de "advisory", es decir, de asesor.

La detención de Sam Pa arroja si cabe más dudas sobre la figura de este empresario de origen chino, del que se conocen hasta siete nombres diferentes (Xu Jinghua, Samo Hui, Sam Rey y Ghiu Ka Leung, entre otros) y que se mueve en una flotilla de jets por todo el mundo como conseguidor de negocios en sectores estratégicos como son los hidrocarburos (petróleo y gas), la minería y las infraestructuras en diferentes continentes, sobre todo en África y Asia. Los detalles de su arresto no están claros, ni los motivos, pero la prensa local china y el Financial Times revelan que su arresto se produjo un día después de que la Comisión Central de Control Disciplinario (CCDI, en sus siglas en inglés) del Partido Comunista abriese una investigación a Su Shulin, gobernador de la provincia oriental de Fujian y exgerente de Sinopec (China Petroleum & Chemical Corporation), la gran petrolera estatal china.

Según la publicación china Caixin, Shulin y Pa se conocen desde hace décadas y ambos estarían supuestamente involucrados en operaciones fraudulentas para garantizar el suministro de hidrocarburos a China. En concreto, se alude a la explotación de varios bloques petroleros en las costas de Angola, ya en el año 2003. Sam Pa habría facilitado el acceso a Sinopec a través de China International Fund (CIF), con sede en Hong-Kong, una de las múltiples sociedades a las que está vinculado Sam Pa. La investigación forma parte de la purga que el secretario general del Comité Central del Partido Comunista, Xi Jiping, está llevando a cabo en la República de China para poner coto a la corrupción en los altos funcionarios del estado.

La noticia del arresto de Sam Pa, que en el último año y medio se ha desplazado en numerosas ocasiones a Vigo -donde ha sondeado negocios en múltiples sectores-, cogió por sorpresa a los trabajadores de los astilleros del grupo Rodman en los que China Sonangol International tiene una participación mayoritaria del 60%, MetalShips & Docks, la división de acero del consorcio, y Rodman Lusitania, en Portugal. Fuentes sindicales reconocieron ayer que "la gente está preocupada" y que esperan que la dirección del astillero aclare, en una reunión con el comité el próximo lunes, cómo puede afectar a la actividad de la empresa. El astillero, por su parte, matizó ayer que "Sam Pa no ostenta ninguna posición, ni como accionista ni administrador, ni ejecutivo ni consultor, ni ningún otro cargo en MetalShips, ni en ninguna empresa del grupo Rodman". Y recalcó que "actuó como advisory de la empresa compradora del paquete accionarial en MetalShips, la compañía CS Europe Investiment Ltd; de Singapur, propiedad al 100% de China Sonangol International".

Los primeros contactos entre el grupo Rodman y China Sonangol se produjeron el pasado verano, cuando se acordó la venta de 50 embarcaciones de poliéster reforzado con fibra de vidrio (40 patrulleras y 10 catamaranes) al consorcio chinoangoleño, contrato que daría paso a una intensa negociación que por ahora ha significado la toma del 60% del capital de MetalShips y Rodman Lusitania, aunque el plan era ampliar la participación y extenderla a la división de poliéster del grupo, Rodman Polyships.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine