EE UU exige cárcel para los responsables del fraude de los motores en Volkswagen

El presidente de la filial americana del grupo reconoce que la reparación de los vehículos "no estará acabada hasta 2017" - Soria, tranquilo respecto a las inversiones en España

09.10.2015 | 03:37
El presidente de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn, antes de prestar declaración. // Efe

Varios congresistas de Estados Unidos (EE UU) integrantes del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes reclamaron ayer acciones penales (uno de ellos invocó incluso la petición de cárcel) para los responsables del fraude de los motores diésel de Volkswagen. Ocurrió durante la comparecencia ante la Cámara del presidente y consejero delegado de la filial en EE UU del consorcio automovilístico. Michael Horn aseguró que lo sucedido con el software que podía manipular las emisiones de los motores diésel "no fue una decisión corporativa", sino una modificación que llevaron a cabo "un par de ingenieros". Según Horn, los responsables del engaño "serán identificados" y sufrirán las consecuencias. Horn admitió que conocía la manipulación de las emisiones de los vehículos en Estados Unidos desde hace año y medio.

La filial estadounidense de Volkswagen ha retirado su solicitud ante la agencia medioambiental norteamericana (EPA), para certificar en el ejercicio 2016 modelos diésel con motores 2.0 hasta que cumpla con los estándares de emisiones del país. Sin esta certificación de la EPA, los vehículos y camiones pesados no pueden ser vendidos, lo que podría dar origen a una espera para la comercialización de estos modelos mayor a la prevista.

Aunque la revisión y reprogramación del software de los motores manipulados comenzará en enero y se desarrollará a lo largo de 2016, según dijo esta semana el grupo automovilístico, el presidente de su filial estadounidense explicó que la mayoría de los vehículos trucados para ocultar sus emisiones no serán arreglados hasta 2017. Llevará "más de un año, definitivamente", dijo en su comparecencia en la Cámara de Representantes.

El congresista Peter Welch llegó a decir que la compañía alemana es "el Lance Armstrong de la industria automotriz", refiriéndose al campeón del ciclismo que luego se vio envuelto en un escándalo por dopaje. Argumentando que los concesionarios de Estados Unidos ahora son rehenes de coches que no pueden vender, los legisladores le preguntaron a Horn si la compañía planea reemplazarlos; así como reemplazar los que ya fueron comprados. Horn respondió: "No. Nuestro plan no es recomprar el inventario. Nuestro plan es arreglarlos".

El conseller de Empresa y Empleo de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig, confió ayer en que el Grupo Volkswagen mantendrá la inversión prevista en la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona), aunque señaló la posibilidad de que no se hagan en la misma cantidad o que se revisen los calendarios. El ministro español de Industria, José Manuel Soria, que sigue pendiente de la confirmación de las inversiones por la compañía, también expresó ayer su deseo de que Volkswagen mantenga sus planes en Barcelona y Navarra, valorados en 4.200 millones de euros.

La organización de defensa del consumidor Facua-Consumidores en Acción, con 25.000 miembros en España, aseguró ayer que 707 usuarios de Asturias se han inscrito ya en su plataforma de afectados por el fraude en las emisiones contaminantes de Volkswagen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine