El juez añade una imputación más por los contratos de Bankia en la etapa de Rato

- Un tribunal valida el registro de la sociedad del exministro que está siendo investigada - Esperanza Aguirre asume que la corrupción afecta a su partido "de manera tremenda"

08.10.2015 | 02:18
Protesta de afectados por las preferentes de Caja Madrid y Bankia, durante la comparecencia anteayer de Rodrigo Rato en el juzgado. // Efe

El juez que investiga el supuesto lucro del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, en las contrataciones de servicios publicitarios que hizo el banco a las agencias Zenith y Publicis imputó ayer a un directivo de Bankia (una de las ocho personas a las que interrogó en calidad de testigos), con lo que se eleva a diez el número de personas acusadas, de las que una (el supuesto testaferro Alberto Portuondo) permanece en prisión provisional. Otros, caso de Rato, su secretaria personal y un directivo de las sociedades familiares de los Rato, están en libertad con cargos y con obligación de comparecer todos los meses en el juzgado. El juez tomará hoy declaración a otras ocho personas como testigos.

La nueva imputación es una mala noticia para Rato porque supone que el instructor del caso sigue viendo indicios de posibles delitos de corrupción entre particulares a medida que avanza en la investigación. Para Rato también fue muy mala noticia la decisión adoptada ayer por la Audiencia Provincial de Madrid y por la que se decretó la validez de los registros practicados en abril en Kradonara, la sociedad considerada como epicentro del entramado mercantil del exvicepresidente del Gobierno y que fue la supuesta beneficiaria de los pagos de Zenith y Publicis por ser contratadas por Bankia. La Audiencia dio así la razón a la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado contra la decisión del instructor, Antonio Serrano-Arnal, de anular el registro de la empresa.

Varios medios de comunicación aportaron ayer nuevos datos de contratos mediante "adjudicaciones exprés" a Publicis y testimonios de directivos de Bankia que habrían acusado a Rato de amañar los contratos.

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, se desmarcó de Rato y sostuvo que el caso afecta al PP "de manera tremenda" y que "a Blesa" (antecesor de Rato en Caja Madrid, una de las entidades fundadoras de Bankia) "lo mantuvo quien lo mantuvo" (en probable referencia a Ruiz-Gallardón, Rajoy y a quien lo nombró, José María Aznar), "y a Rato lo puso quien lo puso, no yo", señaló en referencia a Mariano Rajoy.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, considera que el exvicepresidente del Gobierno forma parte del "engranaje del cortijo" de corrupción del Partido Popular, que ha realizado un "uso bastardo" del poder. Para el líder de IU, el PP ha conseguido "cambiar" la idea de presunción de inocencia por presunción de culpabilidad, algo que ha estimado que "ha deteriorado" la democracia del país.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine