Álvaro Nadal alerta de que quien descuida la productividad genera la siguiente crisis

07.10.2015 | 02:18

El director de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno, Álvaro Nadal, pronunció la conferencia inaugural del congreso de CEDE con un agradecimiento a la organización por darle la oportunidad de que el Gobierno "se explique".

Nadal arrancó su discurso con la confrontación de la España de hace treinta años con la actual para asegurar: "Las veces que lo hemos hecho bien han sido más que las que lo hemos hecho mal", pero desgranó la política económica desarrollada por el Gobierno de Rajoy para advertir del errado diagnóstico que, según él, hacen "todos los partidos menos el PP", al pretender incidir sobre el reparto de la riqueza. Ese, dijo, no es el problema de España, sino la competitividad. "Quien se olvida de impulsarla, quien se despista, está generando la próxima crisis", dijo. "Si no mejoramos la competitividad, abrimos más la economía española y nos insertamos en esa cadena de producción global" no podremos generar riqueza que redistribuir. Bajo el título Recuperación y futuro de la economía española, Nadal destacó que la industria española es de producto intermedio, de bienes de equipo. "El crecimiento de España en los últimos 3 años no lo ha hecho nadie en el mundo" aseguró el primer ponente del Congreso CEDE, defendiendo las reformas económicas emprendidas por el Gobierno de Mariano Rajoy en esta legislatura. "El éxito son datos como un 30% más de empresas exportadoras en nuestro país".

Todos los procesos de mejora en España se han hecho gracias a reformas estructurales y a una estabilidad macroeconómica según Nadal. "Nunca crecimos en España a través de impulsos de demanda". Defendió con datos y argumentos la entrada en el euro de España, pero aseguró que mantenerse en él exige tener disciplina. "Llevamos 25 meses consecutivos en los que nuestra inflación está por debajo de la alemana, eso no ha ocurrido nunca. Además estamos ganando competitividad y también poder adquisitivo al mismo tiempo, que tampoco había pasado hasta ahora. De de aquí no nos podemos salir", aseguró con rotundidad.

"La dificultad en España -para Nadal- estuvo en cambiar la tendencia", y destacó algunos datos que avalan su discurso: una inflación por debajo de Alemania y otros países europeos de referencia, un superávit exterior aún en época de expansión y una demanda externa e interna que van en la misma dirección por primera vez. "Es la primera vez en nuestra historia que iniciamos un proceso de expansión sin devaluar la peseta".

"Hay una perspectiva de futuro extraordinario para la economía española, es lenta pero es sólida, transformará nuestro país" y afirmó que la aspiración del modelo económico actual es conseguir que España esté a la cabeza de Europa y en las primeras posiciones del mundo en las próximas generaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine