La apuesta de la petrolera por el naval vigués

Barreras asegura actividad para otros 29 meses con un segundo flotel para Pemex

La compañía lo adjudicará de forma directa - Feijóo: "La petrolera cumple con Galicia" - Roa: "Este es nuestro astillero y lo seguirá siendo durante mucho tiempo"

30.09.2015 | 09:23
Barreras bota el flotel para Pemex. // Ricardo Grobas
Barreras celebra la botadura del \
Play
Barreras celebra la botadura del "Reforma Pemex". // José Carneiro

El astillero vigués Hijos de J. Barreras, la mayor factoría naval privada de España, ha vuelto a despejar su futuro gracias a Petróleos Mexicanos (Pemex). El gigante azteca de los hidrocarburos -accionista de referencia de la compañía gallega, con el 51% del capital- anunció ayer su intención de volver a apostar por Barreras para la construcción de un nuevo flotel (en inglés, Offshore Accommodation Vessel) que dará servicio al personal de las plataformas que tiene en golfo de México, y que será "gemelo" del botado en la tarde de ayer en las instalaciones de Beiramar, el Reforma Pemex. Carlos Roa, coordinador de Asesores de Pemex, fue el encargado de desvelar el nuevo encargo, que garantizará carga de trabajo durante al menos otros 29 meses. Roa explicó que en esta ocasión, por precio y para aprovechar el diseño del Reforma Pemex, el nuevo buque podría adjudicarse de forma directa, sin tener que someterlo a licitación pública, lo que permitirá que se esté cortando chapa ya a finales de año. Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, agradeció la apuesta de Pemex por Galicia "cuando más lo necesitaba" y "por cumplir con la palabra dada".

"Es un gran día para Vigo, Barreras y Pemex", valoró Roa, que por la mañana participó en el consejo de administración de Barreras que dio el plácet al proyecto del nuevo flotel. El coordinador de Asesores de Pemex explicó que la operación lleva "meses" fraguándose y que solo falta concretar algunos "detalles". "Los términos son favorables para ambas partes y queremos aprovechar las ventajas de repetir un barco. Queremos tres iguales. Eso facilita el mantenimiento, la operación y las tripulaciones que pueden ser intercambiables", argumentó el responsable de Pemex. Preguntado por este periódico por si la adjudicación del barco tendría que volver a someterse a una licitación pública internacional (como ocurrió con el flotel botado ayer y el construido por Navantia-Ferrol, el Orgullo Petrolero), Roa aclaró que la petrolera ha hecho sus "estudios de mercado" y que las "condiciones" económicas que ofrece Barreras permiten una asignación directa. También José Manuel Carrera Panizzo, director corporativo de Alianzas y Nuevos Negocios y presidente del consejo de administración de PMI Comercio Internacional, coincidió en que no será necesario sacar la construcción a concurso.

Roa, cuya esposa, Ana Elena Suárez Zamora, amadrinó el acto de botadura de ayer, señaló que la operación será expuesta a lo largo de los próximos treinta días en el consejo de administración de la petrolera y que a finales de año podría estar cerrado el contrato y comenzaría a cortarse chapa. "Este es nuestro astillero y lo seguirá siendo durante mucho tiempo", recalcó.

El presidente de Barreras, José García Costas, avanzó que en los próximos días habrá más novedades en materia de contratación y recalcó que todos los proyectos con Pemex están "vivos" pese a que la situación que atraviesa la industria petrolera en general (por la caída de los precios) "es la que es". Uno de los pedidos que podrían confirmarse es el de un pequeño crucero de unos cien metros de eslora para la holandesa Ocean Wide, con casco de acero reforzado para la navegación por aguas del ártico, y valorado en unos 50 millones de euros. El empresario vigués del naval recalcó el compromiso de Pemex con el astillero. "Quiero dejar clarísimo de una vez por todas que Pemex ha venido aquí para quedarse", insistió. A la botadura asistieron también varios armadores extranjeros.

Feijóo afirmó que el flotel Reforma Pemex es una prueba más de que el naval gallego tiene capacidad y crédito para seguir construyendo barcos con más intensidad, y agradeció la apuesta de Pemex con Galicia. "Es un honor -dijo- presenciar el fruto de un largo proceso como este flotel, un barco del que dependen 800 familias y que supone un gran impacto para la industria auxiliar". "Pemex -recacló- cumplió y está cumpliendo su compromiso con Galicia".

Por su parte, el alcalde Abel Caballero subrayó que el flotel es una prueba del "saber hacer" del naval vigués y felicitó a todos los trabajadores en un día en el que "han recibido el mejor regalo: un nuevo proyecto de un nuevo barco".

Desde el comité de empresa de Barreras, su presidente, Sergio Gálvez (MCA-UGT), celebró el anuncio de Pemex de construir un segundo flotel en el astillero, lo que garantiza un volumen de empleo en todas las fases de construcción del barco de unas 600-700 personas. "Es una buena noticia no solo para Barreras, sino para todo el sector naval de Vigo", aseguró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine