Feijóo viaja a París en plena puja por el K9

El presidente de la Xunta se reúne hoy por primera vez con el nuevo "patrón" de PSA en la recta final de la batalla por las nuevas furgonetas y refrendará la alianza en I+D

30.09.2014 | 01:46
Imagen del centro de realidad virtual del grupo en Vélizy (Francia).

La Xunta pulsará hoy en directo el potencial de innovación del grupo PSA Peugeot Citroën en Francia. El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, acompañado por el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, visitará el mayor centro de ingeniería de la multinacional francesa, en Vélizy (al suroeste de París), y aprovechará el viaje para entrevistarse por vez primera con el nuevo patrón del consorcio galo, Carlos Tavares, como avanzó FARO en exclusiva. El encuentro se produce en la recta final de la carrera por el lanzamiento de la próxima generación de vehículos comerciales ligeros de PSA (el proyecto K9), al que aspiran las plantas de Balaídos y Trnava (Eslovaquia), y que resulta vital para garantizar el futuro de la fábrica gallega.

La agenda del presidente y del conselleiro gallegos está repleta de citas hoy en Francia. A primera hora de la mañana, Feijóo y Conde visitarán el DS World Paris, un nuevo espacio totalmente dedicado al universo DS, la tercera marca del grupo francés (escindida de Citroën tras la llegada de Tavares para ocupar el segmento premium), situado muy cerca de los Campos Elíseos, en París. Más tarde, los responsables de la Xunta se trasladarán a Vélizy, el mayor de los cuatro centros de I+D de PSA en Francia, un complejo de más de 70.000 metros cuadrados en el que se realizan estudios de preingeniería para el desarrollo de automóviles de varias plataformas del fabricante galo. Allí verán el nuevo centro de realidad virtual del Automotive Design Network (ADN) de PSA.

Por la tarde, Feijóo y Conde asistirán a una charla titulada La estrategia de innovación de PSA Peugeot Citroën, a cargo del director de Investigación, Innovación y Tecnologías Avanzadas del grupo, Jean-Marc Finot, quien visitó las instalaciones del Centro Tecnológico de la Automoción de Galicia (CTAG) a comienzos de septiembre con todo su equipo para revisar algunos de los proyectos que la multinacional ya está desarrollando en Galicia y sentar las bases de nuevas colaboraciones como el Mobile Lab, iniciativa que busca crear una interfaz intuitiva que el conductor pueda utilizar para activar los diferentes sistemas de conducción automatizada y viceversa.

A media tarde (sobre las 18.00 horas), Feijóo mantendrá un encuentro con el nuevo presidente de PSA, el portugués Carlos Tavares, según las previsiones de la Xunta. Uno de los temas que sin duda se abordarán en el encuentro es la próxima adjudicación de la siguiente generación de furgonetas de PSA (el proyecto K9), prevista para finales de año o comienzos del próximo. A la planta de Vigo, que ensambla las actuales versiones y lleva 56 años fabricando derivados de turismos y comerciales ligeros, le ha salido una dura competencia en Eslovaquia, la fábrica de Trnava, con unos costes laborales muy inferiores a los vigueses. Feijóo traslará al patrón de PSA el apoyo del Gobierno gallego al sector de automoción, así como el potencial que tiene el centro de Balaídos.

Lanzamiento vital

La consecución de este proyecto es vital para el futuro de la factoría de Balaídos, ya que este tipo de vehículos garantizan una producción media anual de más de 200.000 unidades y tienen un ciclo de vida más largo que un turismo: en torno a diez años. El lanzamiento es si cabe más importante que nunca por la posibilidad de que por primera vez incluya una tercera silueta de Opel, de acuerdo con la alianza industrial con General Motors (GM).

Ya la semana pasada, el director de PSA-Vigo, Yann Martin, trasladó a los proveedores gallegos la necesidad de acompañar a la planta gallega en la reducción de costes para conseguir el proyecto K9 y despejar el futuro próximo de la factoría. Martin insistió en que en la rebaja de costes hay más factores que tocar que los salarios para competir con los fabricantes de componentes de países low-cost, como la logística, y la organización de puestos, y animó a las empresas a captar piezas y componentes que ahora se fabrican en Francia y Alemania.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine