La nueva reforma impositiva

La indemnización por despido pagará IRPF a partir de 2.000 euros por año trabajado

»El Gobierno mantiene para la banca un tipo del 30% en el Impuesto de Sociedades »Los alquileres de vivienda que se contraten a partir de 2015 no tendrán deducción

24.06.2014 | 01:38
La indemnización por despido pagará IRPF a partir de 2.000 euros por año trabajado

Las indemnizaciones por despido tributan a Hacienda desde el pasado viernes, cuando el Consejo de Ministros aprobó la reforma fiscal que el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, y sus secretarios de Estado desgranaron ayer. También se aclararon ayer otras cuestiones, como que el mínimo personal aumenta en 400 euros a partir del próximo 1 de enero y que a la banca se le mantiene el Impuesto de Sociedades en el 30%. Las gafas graduadas, las lentillas y las prótesis seguirán con un IVA del 10%. El Gobierno negociará ahora con las comunidades autónomas para convencerlas de que participen de la rebaja impositiva por la "importancia de aplicar una política coherente en todo el territorio", afirmó Montoro.

| Las indemnizaciones por despido. La medida afecta a todos los trabajadores despedidos ya con fecha del viernes pasado, 20 de junio. Se establece un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado, que aproximadamente equivale a un mes de salario", explicó el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferré. Todo lo que pase de esa cuantía tributará como renta irregular. Con esta medida se introduce "equidad" en el tratamiento fiscal de las indemnizaciones por despido improcedente, según el Gobierno, que anunció que se negociará con los agentes sociales la cuantía final que quedará exenta de tributación. Según el Ejecutivo, "se beneficia en mayor medida a los trabajadores con sueldos medios y bajos". En 2014 todas las indemnizaciones por despido estaban exentas.

| Los autónomos. El tipo para los trabajadores por cuenta propia que ganen menos de 12.000 euros al año bajará del 21% al 15% a partir de julio, siempre que más del 75% de sus rentas procedan de actividades económicas. La tributación general que estaba en el 24% bajará al 20%.

| Los módulos. Permanecerán en este sistema la fabricación de pan y bollería, pastelería y masas fritas; impresión de textos, comercio al por menor, cafeterías, restaurantes, quioscos, hoteles de dos estrellas o inferior categoría, talleres de reparación, transporte de viajeros por carretera, taxistas, mensajeros, escuelas y autoescuelas, tintorerías y peluquerías. Permanecen agricultura y ganadería. Se excluyen las actividades que facturen menos de un 50% a personas físicas.

| Vivienda y alquileres. La deducción en el impuesto sobre la renta para los propietarios que alquilen una vivienda pasa al 50% desde el 60% actual -desde el 100% si el inquilino tiene menos de 35 años-. La deducción para los inquilinos también se suprime, aunque se respeta para todos los contratos firmados antes del 1 de enero de 2015. Se exime de IRPF la dación en pago de la vivienda habitual -la entrega al banco por impago de hipoteca-, así como la plusvalía municipal.

| Ayudas a las familias. Las familias numerosas y las que tengan discapacitados a su cargo recibirán una ayuda de hasta 1.200 euros, además de mantenerse las que se conceden a las madres trabajadoras con hijos menores de tres años.

| Los productos sanitarios. El IVA de las gafas graduadas, las lentillas, las prótesis, las sillas de ruedas y las muletas se mantiene en el tipo reducido del 10%, igual que productos sanitarios como parches oculares, gasas, vendas, y botiquines de primeros auxilios. Pero subirán al 21% -en cumplimiento de una sentencia- los equipos médicos y el instrumental sanitario y médico.

| El ahorro. A partir del año que viene no habrá distinción por antigüedad y bajarán los tipos de gravamen. Así, será del 20% para los primeros 6.000 euros el 19% en 2016); del 22% para la ganancia adicional hasta los 50.000 euros (el 21% en 2016), y del 24% para las cuantías superiores a esos 50.000 euros (el 23% en 2016). Además, se crean los planes de ahorro a largo plazo, con un mantenimiento mínimo de cinco años, la posibilidad de adoptar forma de cuenta bancaria o de seguro y con exención en los rendimientos de capital.

| Los planes de pensiones. El umbral máximo de aportación se rebaja de 10.000 a 8.000 euros anuales, con el objetivo de "eliminar la regresividad de los planes de pensiones", indicó Miguel Ferré. Se elimina la exención de tributación de dividendos. Hasta ahora se excluían los 1.500 euros.

| El impuesto de Sociedades. El tipo nominal se acercará al tipo efectivo de gravamen. En 2015 pasará del 30% al 28%, para bajar al 25% en 2016. Se mantienen las medidas temporales en vigor para sostener la recaudación el próximo ejercicio. En el caso de las pequeñas y medianas empresas se mantiene el régimen especial y las pymes que opten por aplicar la reserva de capitalización y de nivelación, pueden tener un tipo en el 20,25%.

| Comercio electrónico y cine. Se modifica la regla de localización, de tal manera que si un ciudadano se descarga un libro electrónico en España, pagará el IVA en España y no donde tenga la sede social la empresa que vende el libro. Se crea una figura para atraer producciones extranjeras, con una deducción del 15% de los gastos. Aumentan también las deducciones para el cine y el teatro, según anunció el Gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine