Galicia vive un punto de inflexión

El Ardán 2014 avala que la exportación favorecerá la recuperación económica

24.06.2014 | 18:00

Los expertos advierten que mantener el ajuste fiscal con recortes hasta 2018 puede generar "grandes problemas"

El informe Ardán 2014 avala que "las fuerzas que en el año 2012 eran atenuantes de la recesión, como la exportación, ahora ayudarán a la recuperación económica, pero con un impulso decreciente". Igualmente, establece que "las fuerzas que en el pasado hundieron" la economía gallega, como la demanda interna, "aún siguen lastrando el balance global".


Este estudio económico y de competitividad, que elabora el Consorcio Zona Franca de Vigo junto a profesores de la Universidade de Vigo, se basa en los datos de 2012 de más de 16.000 empresas, que registraron una facturación total de 64.000 millones de euros y un valor añadido bruto de 13.500 millones.


Tal y como han manifestado los expertos, el año 2012 supuso "tocar el fondo de la recesión económica", una situación que, en el primer trimestre de 2014, ha cambiado arrojando cifras positivas para el conjunto de la economía gallega.


En concreto, a pesar de que la demanda interna "sigue incidiendo negativamente en el dinamismo económico, aunque ha suavizado su desplome", la demanda externa, que en el pasado impidió padecer una mayor recesión, "ahora es el factor que explica la recuperación".


De hecho, han manifestado que las exportaciones gallegas siguen creciendo, aunque en tasas menos elevadas. "Nuestra economía depende de dos gigantes", han destacado los expertos, que han indicado que, aunque "cada vez hay más empresas" exportadoras, la salida al exterior de estas tiene "menor dinamismo" y crece menos que en el resto de España.


Por ello, el informe especifica que es necesario establecer una estrategia económica y competitiva que recupere la demanda interna y potencie las exportaciones. En esta línea, han comentado que "podría ser inconveniente persistir en la devaluación salarial y del mundo laboral mientras se desatienden otros factores".

Internacionalización

Por otro lado, el docente Patricio Sánchez ha remarcado que la internacionalización también es uno de los principales cambios del entramado empresarial español y gallego. Se trata de uno de los factores "más relevantes para sobrevivir y conseguir oportunidades para superar los momentos de crisis y conseguir crecimiento".


En relación a ello, a partir de los indicadores de Ardán, los expertos han concluido que las empresas bien gestionadas y generadoras de riqueza aumentaron en 2012 respecto al año anterior y que aquellas que apostaron por la innovación y la internacionalización son las que mejor han soportado la crisis.


En este sentido, Ardán ha establecido una clasificación de las empresas gallegas internacionalizadas, a partir de una encuesta voluntaria en la que han participado unas 330 empresas. Este estudio sitúa como las primeras cinco a la Compañía española de algas marinas, de O Porriño; Televés, de Santiago; Roeirasa, de Vigo; Industrias Ferri, de Gondomar; y Kauman, de Ponteareas.

Sectores

En lo relativo a los sectores, un quinto de la riqueza generada en Galicia es aportada por la venta al por menor y al por mayor del sector textil, que supone el 21 por ciento del valor neto, que es aportado mayoritariamente por las empresas del grupo Inditex. Unas cifras que se justifican en que "el gigante de la confección trabaja con autofinanciación y no le afectan las turbulencias del país".


Así, otros sectores importantes en Galicia son el del automóvil --que en 2012 registró un descenso--, la construcción --"que continúa sin salir de su depresión económica"--, y la alimentación. Además, la fabricación de motores, generadores y transformadores alcanzó una tasa "muy alta de crecimiento" en 2012.


Por su parte, el conjunto del sector industria, que se comportaba mejor en España durante la recesión, ha iniciado el 2014 con tasas negativas, "en sintonía con la caída de la demanda interna y la desaceleración de las exportaciones".

Alimentación

El informe Ardán ha incluido este año un nuevo sector productivo, el de alimentación, que ha sido considerado en su conjunto por ser "un sector estratégico por su relevancia económica, social y demográfica", por su actividad productiva y por la amplia red de agentes vinculados al sector.


Tal y como ha trasladado José Armesto, encargado de este apartado del estudio, el sector de la alimentación está registrando un mejor comportamiento que el conjunto de las empresas gallegas, pero con "mayor grado de concentración empresarial".


Armesto ha explicado que, este sector presenta problemas, vinculados al relevo generacional y a la mano cualificada, y ha indicado que sus desafíos consisten en adaptarse al marco regulatorio (PAC, PPC), incrementar el tamaño medio de la industrias (internacionalización, I+D+i), esforzarse por diferenciar productos, difundir y promocionar y crear un espacio donde confluyan los agentes.

Punto de inflexión

Finalmente, el profesor Santiago Lago ha resaltado que la economía se encuentra "en un punto de inflexión", en la que se está produciendo "una vuelta a cifras positivas" después de superar una crisis que "ha sido durísima".


Sin embargo, ha acusado un "desacople muy evidente" entre el sector público y el privado, puesto que en 2009 y 2010 los presupuestos públicos seguían aumentando cuando los privados ya arrojaban "datos negativos", mientras que ahora las empresas tienen mejores cifras y resultados pero la inversión pública "está alcanzando sus mínimos".


"Los recortes se mantienen, las inversiones en sectores clave siguen contrayéndose", ha explicado el experto, que ha advertido que "mantener el ajuste fiscal con recortes hasta 2018 puede generar grandes problemas y dificultades para la economía gallega y española".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine