La vivienda no tributará y ni habrá cambios en la deducción

21.06.2014 | 01:37

El documento presentado ayer por el Gobierno para la reforma fiscal que se aplicará a partir de enero no hace referencia alguna a la vivienda, pese a ser una de las cuestiones que más debate ha suscitado en el último año. Esto supone que el domicilio habitual no computará como renta, como sí proponían los expertos "fichados" por el ministro Montoro para elaborar una propuesta de cambios impositivos. Queda pendiente, eso sí, saber si finalmente habrá revisión o no del IBI, el popular catastro, que corresponde a los ayuntamientos y que se someterá a negociación en la reforma de las Administraciones Locales. Los propietarios de segundas y ulteriores viviendas sí que sufren un incremento en su base imponible del IRPF equivalente al 1,1% del valor catastral de sus inmuebles. En la reforma tampoco se tocan las deducciones por adquisición de vivienda, que siguen en vigor para las compras anteriores a 2013. El Gobierno desecha así la eliminación retroactiva que sugerían los expertos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine