PSA-Vigo aumenta de uno a cinco los días de parada de junio por la menor demanda

La línea de monovolúmenes permanecerá inactiva una jornada más - La moderación de las ventas afecta a todos los modelos - Las obras en San Andrés empiezan el 6 de mayo

25.04.2014 | 01:40

El centro de Vigo de PSA Peugeot Citroën parará más días de los previstos en junio por el descenso de la demanda de automóviles. La dirección de Balaídos trasladó ayer al comité de empresa que aumentará de una a cinco las jornadas de inactividad programadas para toda la factoría ese mes (los días 6, 9, 20, 27 y 30), y que el Sistema 2 (monovolúmenes) parará un día a mayores (el viernes 13 de junio). La razón no es otra que un descenso en las previsiones de ventas de los modelos que se ensamblan en Balaídos, sobre todo de los sedanes. La menor actividad obligará, como ya adelantó FARO, a rebajar la plantilla de trabajadores eventuales en mayo en un centenar de personas. Los responsables del centro informaron también de que las obras de renovación en la zona de la portería de San Andrés de Comesaña, donde se derribará la nave G y se cambiarán los accesos, comenzarán el próximo 6 de mayo.

Después de un año 2013 de recuperación por los nuevos lanzamientos (con una producción de 406.000 unidades) y un primer trimestre de 2014 de mantenimiento de la actividad (con 108.708 unidades producidas, un 2,81% más que en el mismo periodo del año anterior), PSA-Vigo encara ahora unos meses de moderación por el descenso de la demanda global de vehículos. Según explicaron ayer los responsables de recursos humanos del centro, pese a la lenta recuperación de los mercados europeo y ruso y el tirón de China, el resto de países a los que Balaídos dirige sus exportaciones ha experimentado un descenso en los pedidos. Esta situación afecta más a los sedanes, que se comercializan principalmente en los estados del norte de África, Turquía y América Latina, pero el descenso de la demanda es general para todos los modelos.

Las paradas de PSA-Vigo tendrán un efecto dominó en los fabricantes de componentes que trabajan exclusivamente para Balaídos y sin stocks, que también detendrán su actividad. Con esas cinco jornadas de inactividad (seis para los monovolúmenes), la plantilla habría consumido ya buena parte de los once días de adecuación pactados para este año, por lo que de seguir con esta tendencia podría volver a echarse mano del expediente de regulación de empleo (ERE) aprobado el año pasado.

Las obras en la portería de San Andrés de Comesaña y en la nave aligerada (G) comenzarán el 6 de mayo. El arranque de los trabajos no alterará la circulación por la zona hasta que el avance de los mismos lo haga necesario, según la empresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine