La impugnación del convenio del metal por las ETT divide a sindicatos y empresarios

Las centrales alertan de que modificar el texto precarizará el empleo y las patronales asumen que no se puede limitar la contratación a través de ETT

24.04.2014 | 01:30
Valiño (UGT), Simón (CIG) y Sarmiento (CC OO), ayer, en Vigo. // J.A.

La impugnación del convenio sectorial del metal de la provincia de Pontevedra por parte de la patronal española de las ETT (empresas de trabajo temporal) ha dividido a las organizaciones empresariales y sindicales que lo firmaron hace apenas seis meses. Así, mientras CC OO, UGT y CIG (aunque esta última no firmó el convenio) alertaron ayer de que modificar el artículo que regula la contratación de servicios de las ETT en las empresas del metal sin convenio propio "precarizará" el empleo y "deslegitimará" a las organizaciones que negocian este marco laboral que afecta a más de 32.000 trabajadores, las organizaciones empresariales (Asime, Atra e Instralectra) asumen que no se puede restringir el acceso de las ETT y acatarán la decisión que adopte el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) al respecto.

Los empresarios fueron más allá e indicaron que en la negociación del último convenio ya plantearon una adaptación del texto a los nuevos cambios normativos en materia laboral (como la última reforma laboral), algo que se consiguió solo en parte. La FEDETT impugnó el convenio al considerar ilegal el artículo 10 del mismo, que permite la contratación de servicios de las ETT solo para sustituciones de personal en caso de incapacidad temporal (IT), vacaciones o licencias. La patronal estatal de las empresas de trabajo temporal esgrime en su demanda que las limitaciones y prohibiciones para la utilización de los servicios de las ETT han quedado suprimidas en España y, por tanto, son ilegales.

Los sindicatos, por su parte, ven en la demanda un intento de las ETT por aprovecharse de las perspectivas de empleo en el sector naval a raíz de los últimos anuncios. "Las ETT miran un nicho de mercado en este momento, y no vamos a permitir que entren a trabajar en el sector del metal. Nos interesa estabilizar el trabajo y fidelizar a los trabajadores", avisó Manuel Simón (CIG). "En un escenario de aparente recuperación de empleo, tomar el camino de transformar a los trabajadores en temporeros es renunciar al futuro", señaló Ramón Sarmiento (CC OO). Ana Belén Valiño (UGT) recordó que sindicatos y empresarios negociaron el convenio "pasando todo los filtros administrativos" y tildó de "curioso y cuestionable" que sea ahora cuando surge la demanda. El acto de conciliación por la demanda de FEDETT se celebra hoy en el TSXG.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine